La triste noticia tuvo lugar en Estados Unidos, cuando la cadena de noticias CNN dio a conocer que un matrimonio falleció luego de una ardua batalla contra la enfermedad de covid-19.

Los testigos del acontecimiento fueron sus dos hijos, que se encargaron de narrar la historia de la pareja que no logró superar la enfermedad.

Uno de los jóvenes contó que el matrimonio estuvo compuesto por Rose Mary y Paul Blackwell, de 65 y 62 años, respectivamente, que se desempeñaron a lo largo de su vida en el campo de la docencia. Ella como maestra de segundo grado y él como profesor de educación física y entrenador de fútbol americano en la ciudad de Grand Praire, Texas.

La pareja permaneció varias semanas en la unidad de cuidados intensivos, respirando de manera artificial y con el pasar de los días su evolución era nula, por lo que los médicos que estaban a cargo de su cuidado decidieron informarles a sus hijos que no había esperanza y que probablemente sus padres no podrían superar la enfermedad.

Ante el desalentador pronóstico de los profesionales de la salud, Sean Blackwell y su hermano decidieron que lo mejor sería desconectar a sus papás para que finalmente pudieran descansar en paz.

Después de tomada la dura decisión, la pareja fue desconectada de los respiradores artificiales en presencia de sus hijos, que hicieron que sus padres se tomaran de las manos para, finalmente, descansar juntos en paz.

Como esta historia de amor con un triste desenlace debido a la pandemia, recientemente hubo otro caso: una pareja de adultos mayores conformada por Wilma Gail Bowen y Willard Bowen falleció con tan solo unas horas de diferencia en Atalanta, Estados Unidos, pasadas unas semanas de haber contraído el virus.