Diario del Huila

Parolin: El Papa pide un nuevo impulso a la Cop28 porque el mundo se desmorona

Dic 2, 2023

Diario del Huila Inicio 5 Actualidad 5 Parolin: El Papa pide un nuevo impulso a la Cop28 porque el mundo se desmorona
Advertisement

El Cardenal Secretario de Estado, que estará hoy en Dubai para participar en la COP28, comparte con los medios vaticanos las preocupaciones y esperanzas del Papa por la crisis climática, las guerras y las divisiones que desgarran el planeta. Sobre las crisis en Oriente Medio y la guerra entre Rusia y Ucrania reitera el compromiso constante de la Santa Sede en la construcción de la paz.

DIARIO DEL HUILA, REFLEXIONES

Por: Massimiliano Menichetti

Será el Secretario de Estado vaticano, el cardenal Pietro Parolin, quien inicie los trabajos de la delegación de la Santa Sede en la COP28, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que se celebra en Dubai.

Eminencia, el Papa no podrá participar en la Conferencia Internacional sobre el Clima de Dubai, como hubiera sido su deseo. ¿Cuáles son las expectativas y esperanzas de Francisco para la COP28?

En el corazón del Papa está la conciencia de la necesidad de actuar para el cuidado de la casa común, la urgencia de posiciones valientes y un nuevo impulso a las políticas locales e internacionales para que el hombre no se vea amenazado por intereses partidistas, miopes o depredadores. La COP28 está llamada a dar una respuesta clara de la comunidad política para afrontar con determinación esta crisis climática en los plazos urgentes que indica la ciencia. El Papa no pudo ir a Dubai, pero la decisión de estar allí, la primera vez para un Papa, surgió claramente de la Laudate Deum, en la que recuerda que se cumplen ahora ocho años de la publicación de la Carta Encíclica Laudato si’ y en la que quiso compartir con todos el sufrimiento del planeta y las «sentidas preocupaciones» por el cuidado de la casa común. El Papa explica que «con el paso del tiempo… no reaccionamos suficientemente, ya que el mundo que nos acoge se está desmoronando y quizás se acerca a un punto de ruptura». No sólo los estudios científicos ponen de manifiesto los graves impactos del cambio climático producido por el comportamiento antrópico, sino que ya es cotidiano asistir en todo el mundo a fenómenos naturales extremos que afectan gravemente a la calidad de vida de gran parte de la población humana y, en particular, al componente más vulnerable a la crisis climática que ha sido el menos responsable en provocarla.

El Santo Padre ha hecho repetidos llamamientos a la valentía, pidiendo a los gobiernos políticas para una ecología integral, para proteger a la humanidad y la casa común. ¿Cuáles son las expectativas para la COP28?

También en este punto, la Laudate Deum es muy clara: «Si confiamos en la capacidad del ser humano de trascender sus pequeños intereses y de pensar en grande, no podemos dejar de soñar que esta COP28 dé lugar a una marcada aceleración de la transición energética, con compromisos efectivos y susceptibles de un monitoreo permanente. Esta Convención puede ser un punto de inflexión, que muestre que todo lo que se ha hecho desde 1992 iba en serio y valió la pena, o será una gran decepción y pondrá en riesgo lo bueno que se haya podido lograr hasta ahora» (n. 54).

De hecho, la esperanza es que la COP28 pueda dar indicaciones claras para favorecer esta aceleración. Una transición energética que puede declinarse de varias maneras, empezando por la reducción gradual y rápida de los combustibles fósiles mediante un mayor uso de las energías renovables y la eficiencia energética, así como mediante un mayor compromiso con la educación para la ecología integral.

Es bueno reiterar lo que el Santo Padre y la Santa Sede han repetido a menudo: los medios económicos y técnicos para contrarrestar la crisis climática son necesarios, pero no suficientes; es indispensable que vayan acompañados de un proceso educativo que incida en cambios en los estilos de vida y en los medios de producción y consumo, orientados a promover un modelo renovado de desarrollo humano integral y de sostenibilidad, basado en el cuidado, la fraternidad, la cooperación entre los seres humanos y el fortalecimiento de esa alianza entre el ser humano y el medio ambiente que, como decía Benedicto XVI en Caritas in veritate, «ha de ser reflejo del amor creador de Dios, del cual procedemos y hacia el cual caminamos» (no. 50).

El Papa reiteró que, tras la conferencia de París de 2015, se produjo de hecho un declive, un desinterés. Eminencia, usted ha seguido de cerca estos acontecimientos. ¿Se da cuenta el mundo de los peligros?

La crisis climática es muy compleja, pero es «un problema social global que está íntimamente relacionado con la dignidad de la vida humana» (Laudate Deum, nº 3). Además, está vinculada a un comportamiento humano de aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero que tiene consecuencias a largo plazo: se remontan al periodo posterior a la revolución industrial de finales del siglo XVIII, pero se han acentuado fuertemente con el paso del tiempo: como indica el IPCC, el organismo científico de la ONU que estudia el cambio climático, más del 42% del total de las emisiones netas desde 1850 se produjeron después de 1990. Son lapsos de tiempo que van mucho más allá de los breves ciclos electorales a los que tienen que responder los políticos. Se trata, sin duda, de un primer problema.

La COP28 se celebra en los Emiratos Árabes Unidos, mientras continúa el conflicto entre Israel y Hamás. ¿Cómo ve la Santa Sede esta situación?

El atentado terrorista perpetrado el 7 de octubre por Hamás y otras organizaciones palestinas contra la población de Israel ha causado una grave y profunda herida en los israelíes y en todos nosotros. La seguridad de esa población se ha visto seriamente comprometida de un modo tan brutal e increíblemente en tan poco tiempo. El Santo Padre lo dijo desde el principio: «El terrorismo y los extremismos no ayudan a alcanzar una solución al conflicto entre israelíes y palestinos, sino que alimentan el odio, la violencia, la venganza, y solo hacen sufrir a los unos y a los otros» (Audiencia general, 11 de octubre de 2023).

Advertisement

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila
¿En qué podemos ayudarte?