Un pasajero que viajaba en el vuelo 5587 de Viva Air, que cubría  la ruta Bogotá-Rionegro, sufrió un colapso al interior de la aeronave al momento del aterrizaje en el aeropuerto José María Córdova, confirmó Airplan, operadora de la terminal.

En un comunicado, la entidad afirmó que “la tripulación activó el protocolo de atención” dispuesto para estos casos. Sin embargo, pese a la “primera atención” y a las “maniobras de reanimación” en el avión, el pasajero “sufrió un paro cardiorrespiratorio” y “falleció”. La emergencia fue atendida por bomberos Aeronáuticos y la Sanidad Aeroportuaria.

«Al momento del desembarque, uno de los pasajeros a bordo sufrió un colapso. Inmediatamente, la tripulación activó el protocolo de atención dispuesto para estos casos (…). Lamentablemente, el pasajero, quien viajaba con su esposa y su hija, sufrió un paro cardiorrespiratorio y falleció dentro de la aeronave, según el dictamen médico», señaló el comunicado.

VivaAir publicó un comunicado en el que lamentó lo ocurrido con el pasajero y afirmó que «cabe destacar que este caso no tiene relación alguna con covid-19 y que la aerolínea brindó el acompañamiento a los familiares».

El hombre viajaba en compañía de su esposa e hija. Según la programación, el vuelo 5587 despegó de Bogotá a las 6:32 de la tarde y aterrizó en Rionegro a las 7:37 de la noche de este martes 5 de enero. Las autoridades de Rionegro también descartaron, por ahora, que el deceso esté relacionado con la pandemia del coronavirus.

Protocolos en Rionegro

Los protocolos de bioseguridad se han intensificado en el aeropuerto José María Córdova de Rionegro, Oriente antioqueño. Ahora, por directriz del Ministerio de Salud, los pasajeros internacionales deberán presentar una prueba PCR con resultado negativo para ingresar a Colombia.

El requisito es obligatorio para poder movilizarse por esa terminal aérea. El resultado debe presentarse con hasta 96 horas de anterioridad al vuelo  o tomarla a su llegada al país.