En una carta dirigida a la consejera mayor Aida Quilcué y al consejero mayor, Hermes Pete, autoridades indígenas del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric), monseñor Darío de Jesús Monsalve pidió perdón por los disturbios que dejaron heridos a bala el pasado domingo, 9 de mayo, en el sur de Cali.

En esos hechos, personas en este sector tuvieron confrontaciones con los indígenas de la minga. Ese día, además, hubo disparos por parte de civiles y caos.

Por esos disparos, indígenas quedaron heridos. Según el Cric, se trata de 11 miembros de sus comunidades. Son Segundo Pequi Ramos, Alexander Frider Yule Ramos, Kevin Antonio Mora, Pedro Herney Ramos Perdomo, Dubán David Ciclos Ñuscue, Educardo Ul Ul, Yerson Javier Tálaga Ulcué, Marlon Yesid Matínez Canas, Jerson Ignacio Tróchez Tenorio, Sandro Leonel Camayo Ipia y Iván René Casso Hurtado.