Diario del Huila

¡Piense en Petro y diga una palabra!

Feb 6, 2024

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 ¡Piense en Petro y diga una palabra!
Advertisement

Por: Juanita Tovar Sandino

¡Saludo a los lectores! les comparto que estoy cumpliendo un sueño, al poder hacer parte de este espacio de opinión en un diario de mi tierra. Soy de Neiva, tengo 35 años, vivo en Bogotá, estoy casada, tengo dos hijas, y soy periodista, he trabajado en radio y televisión y mi pasión, es el periodismo judicial y los medios de comunicación. Acompáñenme semanalmente. 

La invitación a pensar en el presidente de Colombia, Gustavo Petro, y luego decir la palabra que se le vino a la cabeza es porque ese ejercicio evidencia su percepción del gobierno, por ejemplo, para mí, la palabra es “soberbio”, el mandatario debería salir de su cascaron, dejarse asesorar jurídica y comunicacionalmente, y dedicarse a trabajar fuerte en esas propuestas que lograron que 11 millones de colombianos se dejaran seducir por el Petro inclusivo, concertador, que invitaba al dialogo, pero sobre todo el Petro del pueblo, el que se vendió como el presidente de la gente y sobre todo del cambio.

La cuenta de X, antes Twitter, del presidente Petro ha sido el portal por el que lo hemos conocido y por donde nos enteramos de donde está y para donde va las iniciativas gubernamentales. Pero más allá de eso, ha brillado por su ausencia en territorios, sigue ganándose enemigos de grandes dimensiones, y reta a las instituciones con su capa presidencial. Presidente no se equivoque, saque esos espíritus malignos y vuelva a ser el Petro de la campaña, el país necesita estabilidad y tranquilidad, con este actuar está dejando sepultado cualquier animo de volver a siquiera pensar en la izquierda.

El Presidente una vez más convoca a defender la institucionalidad, incita a salir a las calles para alzar la voz en pro de sus posiciones, pero se está arriesgando a perder la credibilidad de sus más acérrimos seguidores, quienes creyeron que el cambio era sinónimo de tranquilidad, pero en la práctica estamos ante la más compleja de las paradojas, pues el mensaje que hoy en día se extiende en la ciudadanía es la de un mandatario caprichoso y muchas veces incongruente, Petro habla de golpes de estados blandos y de atropellos injustificados al sistema democrático, pero de su puño y letra salen decisiones que de manera incluso alevosa desconocen las facultades constitucionales de la Procuraduría, así mismo, el presidente en medio de su activismo mediático en redes sociales brilla por su falta de precisión y su sesgo a toda luz incongruente con sus propios postulados, o qué hablar de los constantes reproches a las democracias de la región, pero su sepulcral y casi que cómplice silencio con relación a las elecciones en Venezuela, es decir, para el presidente el supuesto cambio y la nueva forma de gobernar no es otra que las ocurrencias propias de su parecer.

Durante varios meses estábamos esperando que al presidente le fuera bien, es apenas obvio que un país como Colombia no es fácil cambiarlo en cuestión de meses, sin embargo, estamos ad portas de la mitad del periodo del gobierno y desafortunadamente de cambio poco o nada, de hecho, la percepción ciudadana es calamitosa, las cifras de desaprobación son absolutamente preocupantes, y cada vez más las expresiones de ruptura con la institucionalidad preocupan de sobremanera.

El ejercicio de pensar y sobretodo encontrar una palabra que pueda significar algo positivo con relación al gobierno de Gustavo Petro es cada día más difícil, y esta situación no puede ser más preocupante pues definitivamente independiente de la ideología o de la forma de gobernar si al presidente le va bien a Colombia le va bien, pero desafortunadamente hoy resulta muy difícil encontrar una palabra que no sea sinónimo de zozobra con lo que está actualmente pasando.


Advertisement

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila
¿En qué podemos ayudarte?