Diario del Huila

Población de Bogotá se está envejeciendo moderadamente

Ago 18, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Nacional 5 Población de Bogotá se está envejeciendo moderadamente

La realidad de Bogotá es bastante sencilla: como el resto del país, la capital colombiana se encuentra en un proceso de envejecimiento demográfico moderado. Hoy el 14% de la población está conformada por personas mayores de 60 años, de hecho hay cerca de 1.200.000 adultos mayores, pero en 30 años el 27% de los capitalinos estará en el ocaso de su vida.

En otras palabras, en tres décadas los adultos mayores se van a duplicar. Si bien es cierto que ello implica unos desafíos sustanciales frente a la forma en la que debe pensarse la ciudad para atender la demanda de estas personas, Bogotá sobre todo debe cambiar de mentalidad frente a la forma en la que se concibe y por consiguiente se aborda la vejez.

Es por esto que la Secretaría de Integración Social se trazó este mes, en el que el Distrito celebra el envejecimiento y la vejez en la capital (Acuerdo número 564 del 18 de septiembre de 2014 del Concejo de Bogotá), concientizar sobre un factor que, por evidente que parezca, la ciudadanía no tiene claro: no hay que pensar la vejez para las personas que hoy son adultas mayores, sino para los jóvenes que en algún punto lo serán, y entonces demandarán una ciudad más amigable.

“La vejez comienza en los 60 años pero a medida que se trascurre en edad habrá mayor riesgo al abandono y a un nivel de dependencia. La radiografía que se haga la ciudad es clave para reflexionar qué tan amigable es Bogotá con la población adulta mayor, pero ojo, esta es una reflexión que no debe centrarse exclusivamente en las personas que hoy hacen parte de la tercera edad, sino en las personas que en 10, 15, 20 o 30 años lo serán”, señalo la subdirectora para la Vejez de la Secretaría Distrital de Integración Social, Sonia Tovar.

Entender esta realidad, añadió la funcionaria, es ahora más apremiante que nunca, pues la composición de las familias ha venido cambiando de manera considerable y cada vez hay más hogares unipersonales de personas que viven solas y que ya tomaron la decisión de envejecer solas o que ya lo están haciendo.

Adicionalmente, cada vez habrá más adultos mayores y habrá menos niños consecuencia de dos fenómenos demográficos: el primero de ellos, que las tasas de natalidad han caído, y el segundo, que la expectativa de vida ha crecido por lo que la mortalidad es cada vez menor a tempranas edades.

Esta información fue reforzada por la demógrafa experta en población y envejecimiento y profesora de la Universidad Javeriana, Ángela Jaramillo, quien le explicó a este Diario que Colombia es una sociedad que está envejeciendo.

“En el 2005 la edad mediana de las personas en Colombia era de 22 años y en 2018 pasó a 31 años aproximadamente. Esto también se observa en el aumento de la esperanza de vida, que para el 2020 se ubicó en los 76 años. Esto es relevante si se considera que a comienzos del siglo XX, la esperanza de vida estaba alrededor de los 31 años. Por último, el índice de envejecimiento muestra cómo el aumento de las personas mayores se relaciona con el descenso de la población menor de 15 años, que a su vez refleja el descenso de la fecundidad. En 1964 por cada 100 menores de 15 años había 10 personas mayores de 60 años, en el año 2018 este índice se ubicó en 59”, precisó la profesora Jaramillo.

Un cambio de mentalidad

Esta es la radiografía frente a la cual se deben generar una serie de servicios, de políticas públicas y de reflexiones sobre cómo plantear una economía pensada en los adultos mayores. ¿Cómo está Bogotá a ese respecto?

La subdirectora Tovar le aclaró a este Medio que, si bien desde el año 2010 Bogotá se montó en la tendencia mundial de plantearse una ‘Economía silver’el problema ha radicado en la forma en la que en este país se asume la vejez, y de ahí que aún no haya una oferta consolidada de servicios para atender no solo a la totalidad de las personas mayores, sino a aquellas que ya viven en una situación de dependencia. Y que no se reduzca a una vida digna, sino a una vida plena.

“Lo primero que tenemos que hacer es entender que todos estamos en un proceso de envejecimiento y hay que comprenderlo y transformar todos los mitos y estereotipos que tenemos alrededor de la misma. Ese es un elemento esencial que necesitamos como ciudad. Nosotros vemos la vejez como algo negativo y en la medida en la que no cambiemos esa percepción nunca vamos a ver que la vejez es una posibilidad en vez de una enfermedad. En la vejez se tienen sueños, se cumplen metas, se ejercen derechos, se ama, se quiere vivir. La vida sigue hasta que uno realmente muere y no antes de eso”, añadió.

Con relación a la oferta, el 22% de la población adulta mayor, casi 220.000 personas, tienen hoy una situación de dependencia y requieren de un cuidador.

“Eso implica una alta demanda de servicios de cuidado que nosotros no tenemos como ciudad. Hoy en Bogotá y en el país en términos generales, como no se piensa de manera muy clara en el proceso de envejecimiento y de transición demográfica, no necesariamente hay ni en el mercado de servicios, ni privado, ni en la oferta pública, un desarrollo de servicios que piense en el cuidado de las personas mayores”, añadió la funcionaria.

 

Autor: WebMaster

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto