Diario del Huila

Política y cultura

Jun 25, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 Política y cultura

Por. José Eliseo Baicué Peña

El siglo XXI llegó con nuevas implicaciones en el modo y calidad de vida de todos. El gran desafío del mundo actual es la socialización de la creatividad, el arte y las costumbres en todas partes del planeta.   

Ello significa que hay un desplazamiento de la cultura política hacia la política cultural en el sentido fuerte de este último término. “La preocupación fundamental no será tanto el problema de la economía, ni el de los tipos de regímenes políticos, sino los temas culturales, el tema del sentido, del lenguaje, de las formas de comunicación y creatividad”, dijo el chileno Manuel Antonio Garretón. 

Por eso, la cultura tiende a adquirir un importante papel en el desarrollo y evolución de los pueblos cuando de afrontar esta globalización, en todas sus dimensiones, se trata. Nuestro mundo latinoamericano, a comienzos de este tercer milenio, parece estar aparentemente acostumbrado a un paradójico eterno estado de crisis. 

Recordemos que cuando terminó la guerra de Irak, las tormentas de diversas divinidades fulguraron sobre la pobreza de las víctimas del neoliberalismo económico, de la corrupción oficial, de la violencia de todos los colores, de la democracia desdibujada, de los golpistas y de los traficantes de los opios.

Las viejas instituciones públicas han colapsado, y las privadas están muy ocupadas con su competencia. De ahí, que ante la decepción de la  política queda la opción de la  cultura, por eso, se dice que cuando el político fracasa, quien le puede devolver la dignidad a la comunidad es el artista.

Conviene recordar aquí, que la Constitución Política de Colombia de 1991, introdujo, por primera vez, a la cultura entre los principios fundamentales. En el título I, artículo 7º expresa: “el Estado reconoce y protege la diversidad étnica y cultural de la nación colombiana”.

Es decir, que pese a que este postulado se consigna en la carta magna de muchos países, los gobiernos de turno hacen poco o nada en bien de la cultura.  Pues en la misma forma en que el Estado y sus instituciones defienden, incrementan y conservan la economía nacional, así mismo, se debería defender, incrementar y conservar, con justicia, la cultura.   

Esperemos que el nuevo gobierno contemple y apoye la cultura de todas las regiones del país, y se impulsen los talentos y las grandes apuestas cultuales que distinguen a Colombia. Que la cultura sea una política nacional.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila 👋
¿En que podemos ayudarte?