Epidemiólogos y agentes del gobierno local elevaron un llamado a extremar las medidas de autocuidado ante el imparable incremento de ocupación en camas de cuidados intensivos. Hay 16 hospitales que ya no pueden recibir pacientes.

Foto de archivo. Un médico y dos enfermeras tratan a un paciente infectado con coronavirus en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital El Tunal de Bogotá, Colombia, 12 de junio, 2020. REUTERS/Luisa González

El covid-19 no da tregua en la capital colombiana. De acuerdo con un informe de Noticias Caracol, la enfermedad causó que durante la última semana, la ciudad pasara de requerir 50 a 114 camas diarias en unidades de cuidados intensivos para pacientes que se encuentran en estado crítico a causa de la enfermedad.

De hecho, de acuerdo con la información de la plataforma Saludata, del total de 2.334 camas UCI reportadas por las IPS bogotanas, en este momento se encuentran en uso a nivel general 1.634, lo que equivale a un margen de ocupación del 70 por ciento. De estas, 1.018 —o el 66,9 por ciento— están destinadas a casos de contagio por covid-19.

Según las cifras reportadas por el informativo colombiano, eso ha redundado en que, por lo menos la mitad de las 66 entidades de salud que cuentan con el servicio de UCI para covid-19, no tengan margen de maniobra para acomodar al creciente número de pacientes que llegan buscando atención. Entre estas, agregó el noticiero, ya hay 16 que no pueden recibir más afectados.

Como resultado, se sabe que las localidades de Usaquén, Suba, Chapinero, Barrios Unidos, Teusaquillo y Ciudad Bolívar se encuentran en números rojos, que se traducen en niveles de ocupación de entre el 75 y el 100 por ciento; mientras que el resto de la ciudad está marcada en amarillo, color que se refiere a márgenes de entre el 30 y el 49 por ciento.

Según le dijo Oscar Eduardo Gómez, epidemiólogo de la Universidad Javeriana, al noticiero, “tenemos que ser conscientes de la gravedad del momento por el que estamos pasando, estamos aproximándonos al tercer pico que veníamos esperando desde hace algunas semanas, donde en este momento es muy difícil predecir cual va a ser la gravedad, cuanto va a durar, cuantas personas van a resultar afectadas”.

Como prueba de ello están los informes de contagios por covid-19 de esta semana, según los cuales Bogotá reportó 1.137 casos nuevos el pasado lunes 5 de abril; 2.242 el martes 6 y 2.123 este miércoles 7. Así, y desde el inicio de la pandemia, la capital colombiana completa 699.076 casos positivos, que a cierre de ayer han resultado en 14.528 fallecimientos.

En contraste, la vacunación avanza a un ritmo que no es el deseado, entre otros, por la alcaldesa Claudia López quien, a pesar de llevar 508.502 inyecciones aplicadas hasta la medianoche del pasado 6 de abril, insiste en la necesidad de recibir más biológicos. En sus palabras, “prefiero tener a la gente hoy en fila en vacunación que en cuatro semanas en fila en cuidado por UCI”.

Mientras tanto, la ciudad se prepara para avanzar con la cuarentena estricta que rige entre el 10 y el 13 de abril. Sobre esta, el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez explicó que, “quienes tengan viajes podrán regresar a Bogotá, a sus domicilios, pero esto no es un puente festivo, es un fin de semana para proteger la vida y la salud. Lo más importante es que nos quedemos en casa. Solamente quienes deban regresar a la capital o por fuerza mayor tengan que salir”.

De la misma manera, quienes deseen salir de la ciudad podrán hacerlo si se trata de algo indispensable. Eso sí, “estaremos verificando que las personas no estén saliendo y entrando por turismo”, informó Gómez, si bien agregó que, lo ideal no es que sea la autoridad la que controle, sino que cada uno de nosotros nos controlemos a sí mismos y con la conciencia de que esta pandemia mata y nos está matando”.

En los días de restricción, dentro de la ciudad también podrán transitar quienes tengan cita de vacunación contra el covid-19, debido a que los procedimientos médicos, en especial la inmunización, no se detendrá durante la cuarentena de tres días.