La Procuraduría solicitó ante el Consejo de Estado mantener la decisión mediante la cual este mismo tribunal dejó en firme la investidura del senador Gustavo Petro ante una demanda que consideraba que su llamado a la ‘desobediencia civil’ era causal para perder la investidura.

Según la demanda, usar su reconocimiento como parlamentario y líder de la oposición para influir sobre la comunidad, crear pánico y zozobra, es irresponsable al expresarse en diferentes medios de comunicación y afirmar, además, que la campaña 2018-2022 del presidente electo fue financiado con dineros del narcotráfico.

Para el demandante, José Manuel Abuchaibe, Petro invitó a la desobediencia civil al manifestar que en Colombia existe un presunto Gobierno ilegítimo por posibles fraudes en las elecciones presidenciales de 2018; e invitó a la ciudadanía a no pagar las facturas de servicios públicos durante la emergencia sanitaria presentada por la Covid-19..

Sin embargo, la Procuraduría se opone a que prospere esta apelación, pues las conductas criticadas no son casuales de pérdida de investidura ni hacen parte de las conductas que violan el régimen de inhabilidades e incompatibilidades, o el régimen de conflicto de intereses.