Por Linda Vargas

DIARIO DEL HUILA dialogó con la contralora de Neiva, Elin Marcela Narvaez Firigua, quien nos entregó detalles de las acciones que adelanta el órgano de control contra la administración municipal sobre presuntos detrimentos patrimoniales.

Contralora, ¿cuál es el balance de gestión del ente de control?

Se entregó en el Concejo de Neiva un informe de gestión, de toda la actividad que se ha adelantado en estos 11 meses en la Contraloría Municipal. Se indicó que se entregaron los informes financieros y presupuestales con corte al 31 de diciembre de 2019.

Estos informes reflejan no solo la situación financiera de la entidad como tal, sino que tiene tres componentes muy importantes que son: los estados contables, la situación de la deuda pública y la gestión presupuestal y de tesorería.

También, se entregó todo lo que tiene que ver con los hallazgos fiscales que hemos encontrado en las diferentes auditorias; fueron en total 9 con corte al 30 de octubre del 2020, 59 hallazgos administrativos, 11 hallazgos de tipo fiscal que ascienden a la suma de $1.468.000.000, cuatro disciplinarios y tres sancionatorios.

Dentro del informe, igualmente, se hizo alusión a lo que tiene que ver con las auditorías a los contratos suscritos en virtud de la urgencia manifiesta por covid-19.

Con corte al 31 de octubre, la administración municipal ha suscrito 177 contratos que suman en total $38.758.000.000. Estos están desglosados en contratos de comodato con la ESE Carmen Emilia Ospina para la utilización del bloque dos con el fin de atender la pandemia y prestar los servicios hospitalarios; contratos de compraventa y suministro de 28, un contrato de interventoría que es el del PAE, 144 contratos de servicios y de prestación de servicios, dos convenios interadministrativos con Gobernación y Bancóldex, y un convenio de asociación con Comfamiliar del Huila.

Existen algunos contratos de estos 177 que dicha competencia recae en la Contraloría General de la República, por el origen de los recursos y por virtud de la intervención funcional de estos contratos.

Dentro de nuestro proceso auditor, todavía seguimos auditando los contratos; sin embargo, si era importante indicar que el Municipio de Neiva entregó a la Contraloría un total de 39.156 personas registradas en sisben uno y dos. De este universo grupo poblacional en condición de vulnerabilidad, sacaron 15.000 personas que eran las que se beneficiarían con el kit de alimentos y de estos se suscribieron los contratos 679 y 680. Cuando se hizo la validación, el contrato 679, que es por 10.000 kits, abocó conocimiento la Contraloría General de la República y nosotros nos quedamos con el contrato 680 que corresponde al mismo contratista y a 5.000 kits.

Una vez revisadas las condiciones contractuales, las cuales avanzaron con normalidad, se validó la información y se determinó que el hecho generador del detrimento patrimonial está en la etapa postcontractual, dado que una vez ingresa al almacén del municipio, el almacenista entrega al Jefe de la Oficina de Gestión del Riesgo, y es allí donde él dispone la entrega de estos kits y la irregularidad se presenta una vez verificada y contrastada la información de entrega de las planillas que fue imposible individualizar a las personas a las cuales, real y efectivamente, se les entregaron los kits.

Esto tiene que ver porque se entregó un registro que, de acuerdo con el Archivo Nacional de Identificación de la Registraduría Nacional, son cedulas inexistentes, igual que los kits que se entregaron a personas que aparecen fallecidas, incluso existen personas que tienen detención privativa en lugar de reclusión, a las cuales, según el registro del municipio, se les entregó mercados.

Para nosotros se pudo establecer plenamente que fueron recibidos los mercados y kits, incumpliendo los fines del Estado, que, en este caso de la pandemia, era mitigar el hambre de estas personas.

Podemos identificar unas causas: estas obedecen a una falta de mecanismos de monitoreo en la entrega de los kits, siendo esto una etapa contractual y allí es donde se ubica el detrimento patrimonial.

El efecto que esto produce es el ineficiente uso de los recursos y una afectación al patrimonio público con un hallazgo administrativo e incidencia fiscal que ya fue trasladada a la Dirección Técnica de Responsabilidad Fiscal, para poder aperturar el proceso correspondiente.

Indudablemente existe una cantidad grande por terminar de validar, es un archivo muy grande que debe contrastarse con la información que físicamente aparece y que nos registra el municipio.

¿Se conocen responsables? ¿Cómo fue el proceso?

Este proceso conllevó un cotejo de mucha información que entregó el municipio; 39.156 personas priorizadas en Sisbén 1 y 2. Ellos nos entregaron las planillas de recibido, la relación de los beneficiarios, la cobertura que tuvieron en el proceso. Después, nosotros tuvimos que hacer la verificación, y de allí, es importante determinar que, falta un universo grande de personas por verificar, porque el detrimento patrimonial se da en el momento de que se entregan por parte del almacén, al jefe de la Oficina de Gestión del Riesgo los kits alimentarios.

¿Qué sigue con la apertura de estas investigaciones?

La apertura de procesos de responsabilidad fiscal tendrá que determinar de manera clara el valor de este detrimento patrimonial para que cada uno haga lo que corresponde en relación con activar su derecho a defensa.

¿Cómo avanzan los otros hallazgos que adelanta la Contraloría?

Ya se aperturaron diferentes procesos de responsabilidad fiscal, también lo que tiene que ver con Empresas Públicas de Neiva, y todos hallazgos que hemos podido identificar y comunicar a nuestros sujetos vigilados.

El total de 11 por una cuantía de $1.468.000.000. Ya efectivamente fueron trasladados a responsabilidad fiscal, ya se encuentran en proceso de notificación para poder que cada uno de los llamados a responder, activen sus derechos de defensa.

Lo más importante es que hemos hecho un control fiscal oportuno.

¿Se han esclarecido algunos hallazgos?

Los hallazgos en relación con EPN, en temas de lo que tiene que ver con los funcionarios ya se individualizó a cada uno de los presuntos responsables y ya en estos momentos están notificados.

¿Existe un cartel del Covid?

No podría asegurar un Cartel del Covid, dado que la investigación que venimos adelantando implica asumir una serie de base de datos y de información de la cual no tengo claridad si ha sido manipulada. Tenemos que salvaguardar los derechos de buena fe y en este caso, no tengo información sobre una posible manipulación.

El Municipio de Neiva debe verificar de donde obtuvieron estas bases de datos, para determinar la certeza de la información.

¿Cómo prevé terminar este año en el tema de la apertura de investigaciones?

Nosotros venimos adelantando las investigaciones que la norma nos indica, sin embargo, atendiendo la difusión que hemos hecho de los canales de comunicación para peticiones quejas y denuncias, hoy por hoy tenemos procesos en los cuales hemos recibido denuncias y tramitamos en etapa de pruebas, las denuncias.

Para nosotros las denuncias son supremamente importantes. Algunas de estas han terminado en proceso de responsabilidad fiscal. Por eso, hacemos un llamado a la comunidad para que se acerque y denuncie cualquier hecho irregular que conduzca a un posible detrimento patrimonial.

¿Cómo es el proceso para denunciar?

Nosotros tenemos habilitados diferentes canales: Facebook, correos institucionales (contralor@contralorianeiva.gov.co) y pagina institucional.

Conocemos la importancia de este tipo de informes para los concejales, pero también para la ciudadanía, para que sepan que hay una Contraloría que está de cara a la comunidad y de frente con todos los temas de responsabilidad fiscal, de vigilancia y de control fiscal. Que conozcan que hay unos funcionarios dispuestos a adelantar su trabajo y su misión constitucional.