Diario del Huila

Rajados nuevamente en las pruebas Pisa

Dic 6, 2023

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 Rajados nuevamente en las pruebas Pisa
Advertisement

ALFREDO VARGAS ORTIZ

Docente Universidad Surcolombiana

Doctor en Derecho Universidad Nacional de Colombia

Nuevamente la evaluación de las pruebas del “Programme for International Student Assessment”, Pisa, nos muestran lo que todo mundo sabe en Colombia, tenemos una muy mala calidad de educación y lo terrible es que nos lo vienen diciendo los resultados de esta evaluación desde el año 2006 cuando se decidió aplicar en Colombia este examen internacional, de hecho, los resultados nos muestran que, en la evaluación del año 2022, incluso desmejoramos en las tres competencias frente a 2018.

Estamos lejos, lejísimos de acercarnos al Top 10 de educación en las que se encuentra países como Singapur, Japón, Corea del Sur, Estonia, Suiza, Canadá, Países Bajos, Irlanda, Bélgica o Dinamarca, de hecho, somos el 6 país de Latinoamérica en estas evaluaciones por debajo de Chile, Uruguay, México, Perú y Costa Rica.

Mientras que el promedio de la OCDE, en matemáticas es de 472, Colombia tienen 383, en lectura el promedio es 476, mientras que los cafeteros tenemos 409, y ni que decir en ciencias en donde el promedio es de 485 y nuestro país tiene 411.

Es claro que el sistema educativo no está haciendo la tarea bien, y que los resultados de la educación primaria y secundaria son una muestra de las fallas de nuestro sistema que terminan repercutiendo en la calidad de vida de todos los colombianos y en retrasos en el desarrollo humano, que está mediado por una debilidad institucional que en muchos casos se encuentra afectada por la baja infraestructura educativa, problemas de cobertura, bajo acceso a alimentación escolar, transporte, pobreza, serios problemas familiares, como el maltrato, el abandono y el abuso y la explotación sexual y laboral, el consumo de sustancias psicoactivas, la falta de un entorno familiar seguro y por supuesto mejores perfiles académicos de nuestros docentes que debieran tener formación de maestrías y doctorados de calidad que repercutan en el mejoramiento de la calidad de nuestras instituciones educativas.

En presencia de estos elementos, es muy difícil que nuestros maestros con las uñas puedan mejorar la calidad de la educación, pero hay que decirlo también, una porción muy importante de la responsabilidad es de nosotros los maestros, debemos obsesionarnos por hacer que nuestros estudiantes sean mejores personas, exigirles a ellos pero por sobre todo educarlos con el ejemplo, siendo puntuales, desarrollando con creatividad y esmeros los contenidos, la clase debe ser un lugar sagrado en donde se camina hacia la materialización de los sueños de nuestros alumnos, pues muchas veces, los estudiantes van a clase para sentir que las desgracias que los acompañan en su casa, su barrio, tienen un bálsamo en la clase.

El reto es grande pero no imposible, los que decidimos ser maestros, no tenemos tiempo para declinar en nuestro intento de educar, de transformar los entornos educativos, de luchar todos los días desde el aula para que nuestros niñas, niños y jóvenes tengan un futuro distinto del que los embargar, la literatura es suficiente, las razones lo son más, un maestro es un líder llamado a asegurar que la educación de nuestros país sea la mejor, ningún político va a hacer lo que no sabe, ni alcaldes, ni gobernadores, ni presidentes van a hacer el trabajo para el que estamos llamados a laborar día a día hasta que nuestra luz se apague pero que se multiplique en las mentes de nuestros estudiantes.  

Advertisement

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila
¿En qué podemos ayudarte?