Ante la falta de acuerdo entre las Centrales Obreras y los Gremios de la Producción, el gobierno nacional tomó la decisión de establecer el salario mínimo legal mensual que regirá a partir del 1 de enero próximo.  Mediante Decreto 1785 expedido el día anterior, lo fijó con un incremento del 3,5% mientras el salario de los Congresistas fue incrementando en 5,12% con retroactivo al mes de enero del presente año. Ha sido considerado un aumento empobrecedor, dado las alzas que se avecinan el próximo año.

Los gremios económicos que representan a los empresarios propusieron un alza del salario mínimo para 2021 de 2%, mientras las centrales obreras que representan la otra cara de la moneda, a los sindicatos, pedían un incremento del 13,6%. Este martes, el Gobierno dio a conocer el incremento del salario mínimo que regirá para el próximo año 2021. Con este porcentaje, el nuevo ingreso mensual queda en $908.526. El subsidio de transporte pasó de $102.854 a $106.454 pesos. Lo anterior representa un ingreso total de $1.014.980.

El mínimo aumentó la pírrica suma de $30.723, frente al incremento que tuvo el salario mensual de los Congresistas que fue de $1,7 millones aproximadamente. Así como están las cosas, los colombianos tendrán que afrontar la escalada de subida de precios en los servicios esenciales de la canasta familiar, que tiene diferentes categorías: alimentos, transporte, vivienda, educación, salud, recreación, entre otros.

Así todos los colombianos, con el aumento del salario mínimo y la inflación del 2020, las familias deben comenzar a hacer cuentas para enfrentar las alzas de comienzo de año. Con la fijación de un nuevo salario mínimo, que subió 3,5 por ciento para el 2021, y la inflación anual, que se estima quedará en 1,7 por ciento según el Banco de la República, los gastos en transporte, las multas de tránsito, servicios públicos y algunos bienes de consumo incrementan su precio iniciando cada año.

Así, el alto equipo económico del alto gobierno justifique estos incrementos salariales, para la clase trabajadora colombiana, son muy bajos los salarios que perciben en Colombia, frente a los que presentan otros países del mundo. Lo anterior, provoca un inconformismo de los trabajadores del país, porque las medidas gubernamentales que se toman para buscar un mejoramiento de los ingresos de los colombianos, no se compadecen con el alza generalizada de los precios de la canasta familiar, que todos los meses se incrementan por encima de este porcentaje.