Habitantes del barrio Madrigal están preocupados por el peligro que representan los reductores de velocidad de la Carrera Segunda para los motociclistas.

Diario del Huila – Comunidad

Por Juan Manuel Macias Medina

La comunidad del barrio Madrigal exigió a la Administración Municipal solucionar el problema de los reductores de velocidad en mal estado, según ellos, estos en vez de representar una movilidad segura en el sector, lo que son es un peligro para los vehículos que pasan constantemente por la principal vía de acceso al barrio donde residen.

Según Alba Cleves Gaitán, los reductores ya han causado accidentes, sin embargo, las autoridades municipales no se han hecho cargo de la problemática. “En la segunda cada nada hay accidentes y eso es porque los reductores que hay no sirven para nada, lo que hacen es provocar accidentes, Dios no quiera puede ocurrir cualquier tragedia”, dijo la ciudadana con preocupación.

Basuras y escombros son arrojados en las zonas verdes del barrio Madrigal.
Basuras y escombros son arrojados en las zonas verdes del barrio Madrigal.

Indicó que al problema de los reductores de velocidad, se suma la poca iluminación del barrio, pues los vehículos muchas veces pasan y no ven que hay reductores. “Como no hay luz, o es muy poca, los carros y las motos no ven que hay reductores y cuando uno ve es que se caen por esa razón”, agregó Cleves Gaitán.

Para Elvira Cuellar Parra, además de ser un problema la Carrera Segunda, hay varias arterias viales del barrio Madrigal que están en completo estado de abandono, según ella, esto también es un problema que puede ocasionar accidentalidad al interior del barrio ubicado en la Comuna Uno de la ciudad de Neiva.

“Tenemos problemas con la Carrera Segunda, pero al interior del barrio también hay unas calles que parecen unas trochas, aquí han venido ya a decirnos que nos van a pavimentar, pero llevamos años esperándolos y nada, confiamos en que esta administración nos colabore con la pavimentación”, señaló la residente.

Habitantes exigieron a la comunidad tener más conciencia ambiental.
Habitantes exigieron a la comunidad tener más conciencia ambiental.

Problemas en las zonas verdes

Aunque los principales centros recreativos del barrio se encuentran en buen estado y la misma comunidad los ha recuperado, hay otras zonas verdes que son utilizadas como basurero y escenario de consumo de drogas, esto, según los habitantes del barrio Madrigal, por la falta de pie de fuerza de uniformados de la Policía Metropolitana de Neiva en este sector.

“El consumo es impresionante en horas de la noche y eso es porque no hay iluminación, los policías están pendientes y eso lo agradecemos, ellos en el sector del puente hacen reten y eso nos sirve porque la delincuencia se ahuyenta un poquito, entendemos que el cuadrante no alcanza para toda la comuna y por eso es el aumento de la inseguridad”, sostuvo el habitante, quien dijo que las basuras en estos sitios también conforman un problema de “nunca acabar”. “Las basuras son otro problema. Las personas vienen y no cuidan las cosas, sacan los residuos en las horas no indicadas, también botan escombros sin tener en cuenta que esos sitios no son para eso”, dijo Libardo Aguilar Becerra, habitante del barrio.

Alcantarillas son un peligro

Hay algunas estructuras de alcantarillado que se encuentran en mal estado, por este motivo, habitantes del barrio Madrigal exigieron a Empresas Publicas de Neiva, realizar una pronta intervención y evitar accidentes por esta razón.

“Esta alcantarilla no tiene tapa y eso es un peligro para las personas que salen a caminar, sobre todo los adultos mayores. Además, los olores que salen de la alcantarilla en temporada de lluvias son muy molestos y eso también ocasiona enfermedades”, puntualizó Libardo Aguilar Becerra, residente de Madrigal.

 Principales vías del barrio Madrigal se encuentran en mal estado
Principales vías del barrio Madrigal se encuentran en mal estado

Los habitantes pidieron a la comunidad realizar las adecuaciones pertinentes en el tiempo más corto posible, pues según ellos, el sector donde viven es una arteria vial para la ciudad, pues es vía principal de los particulares y el servicio de transporte público hacia el norte de la capital opita.