Diario del Huila

Salomé, de los hospitales a los reinados

Abr 24, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Regional 5 Salomé, de los hospitales a los reinados

Diario del Huila, Historia

Por: Juan Manuel Macías Medina

Salomé tiene cuatro años y desde los dos años y medio, fue diagnosticada con un nefroblastoma o tumor de Wilms, una masa cancerígena en uno de sus riñones. Aunque ha pasado gran parte de su vida en hospitales, Salomé no desfallece, participará en el Reinado Miss Fantasía representando a San Agustín.

Su madre, Liliana Imbachí, contó detalles de la difícil lucha que ha emprendido desde hace más de 18 meses junto a su hija, con la única finalidad de poder vencer el nefroblastoma que le arrebató la oportunidad a su hija de llevar una vida como la de cualquier menor.

“Salomé fue diagnosticada en el 2019 con un tumor de Wilms, es un tumor cancerígeno en uno de los riñones. Cuando le dicen a uno que un hijo tiene cáncer no es fácil de asimilar la noticia, sin embargo, con el tiempo uno aprende que fue algo que nos tocó y toca continuar con la vida, el doctor nos dijo que era una enfermedad que se presentaba en uno de cada 1.000 niños, nos tocó a nosotros y toca afrontarlo”, manifestó.

Pero no es solo el cáncer, sino todo lo que esto conlleva, tuvo que dejar su trabajo, cambiar de ciudad, y esperar la ayuda de personas de su entorno para poder ganarle la batalla a la enfermedad.

“La vida nos cambió porque nos tocó irnos a vivir a Neiva, somos de San Agustín, nos tocó muy duro porque fueron más de 18 meses de tratamiento. Fue difícil porque nos tocó pagar arriendo y muchas veces cuando hay para el arriendo no hay para la comida, además de eso, toca dedicarles mucho tiempo a los niños y es imposible conseguir un trabajo. Sobrevivimos en el tiempo de tratamiento con la ayuda de familiares y de personas bondadosas”, indicó.

La vida de Salomé no es igual a la de la mayoría de niños, tuvo que cambiar los juguetes y los corredores de su vivienda, por las inyecciones, los medicamentos, las quimioterapias y los fríos pasillos de un hospital.

“La vida no solo me cambió a mí, la enfermedad le dio un golpe muy duro a mi hija por el tema porque de estar en la casa jugando, le tocó adaptarse a que las canalizaciones, a los medicamentos. Al principio fue muy difícil porque a ella le dolían las inyecciones y no se dejaba, ahora ya se deja”, aseguró.

Liliana detalló la difícil situación de ser la madre de una niña oncológica y el giro de 180 grados que tomó su vida luego del diagnóstico de su vida, aunque lo económico, dice ella, es lo de menos cuando la vida de un hijo está en peligro.

“Yo tuve que apartarme de mi trabajo también porque tenía que estar todo el día pendiente de la niña, pero al final uno no piensa en lo económico, uno piensa es en que la niña esté bien y se mejore, uno todos los días espera que los médicos le digan a uno que el diagnóstico de cáncer fue un error y que Salomé no padece de eso, aunque Dios no deja solo a nadie, hay que esperar todo con paciencia”, sostuvo.

La inocencia de Salomé

Según cuenta Liliana, la madre de Salomé, la menor no sabe por qué su vida ha transcurrido, en gran parte, en los hospitales, ella no sabe que tiene cáncer, no sabe que está enferma.

“La niña no entiende bien lo que le pasó, ella esa visión de enfermedad nunca la ha tenido, ella lo único que hace es jugar, sabe que toca ir al médico a los exámenes y todo, pero ella nunca ha sabido que está enferma, ella con los primos juega a la doctora, pues porque ha pasado mucho tiempo en los hospitales, esa es la vida de ella”, expresó.

Infinidad de pacientes han perdido la batalla en contra del voraz cáncer, no es el caso de Salomé, pues más que las 56 quimioterapias y la extirpación de uno de sus riñones, para su madre, la inocencia ha sido el antídoto que encontró Salomé para ganarle la batalla al nefroblastoma.

“Es una ventaja que Salomé no sepa qué es lo que está pasando, ella cree que es normal estar en los hospitales porque desde muy chiquita lo ha hecho, cuando le dicen a una persona que tiene cáncer en lo primero que piensa es en la muerte, Salomé no, ella es inocente, ella no sabe lo que le hacen los médicos, para ella es normal”, expresó.

Un mensaje a los maltratadores

Liliana Imbachí, no perdió la oportunidad para enviarles un mensaje de comprensión a los padres de familia que le dan mal trato a sus hijos, según ella, son lo más preciado y es inexplicable la actuación de los padres hacia los menores.

“La vida de un hijo es lo más preciado, no hay nada más importante para una madre que un hijo, yo le digo a los padres que maltratan a sus hijos que aprendan a valorarlos, porque estar en una situación como la mía, en donde en cualquier momento me pueden decir que mi hija se puede ir, es muy duro. Les digo que estén pendientes de sus hijos, que cuando los vean tristes les saquen una sonrisa”.

Nadie mejor que Liliana, una mujer que sabe qué es tener un hijo al borde de la muerte, para exigir a los padres maltratadores abolir dichas prácticas que, en vez de haber sido erradicadas, se han intensificado en los últimos años en Colombia. Pues según cifras de la Policía Nacional, en tiempos de cuarentena, al día, 16 niños son maltratados y 22 son objeto de delitos sexuales.

“Uno al principio reprocha y se pregunta ‘por qué a mí, por qué a mi hija’, pero con el tiempo uno aprende a ver las cosas de forma distinta, uno aprende a querer más a los hijos, a querer ayudarlos, por eso les digo a las madres que valoren todos los días que sus hijos están bien y no padecen ninguna enfermedad”, enfatizó.

Salomé continúa en observación con nefrólogos, oncólogos y dermatólogos, el tumor ya no está, sin embargo, amenazó con expandirse, lo que no sabía, era que no hay mejor antídoto para el cáncer, que la inocencia de los niños.

 

De los hospitales, a los reinados

Hoy, sin saber que su vida ha sido diferente a la de los demás, Salomé participará de Miss Fantasía, un reinado oncológico organizado por la fundación ‘Doctores Juguetes’.

“La fundación sin ánimo de lucro, ‘Doctores Juguetes’, en el mes de año cumple 5 años de acompañar a niños con diferentes patologías a través de personas que colaboran con la iniciativa. Miss Fantasía, es un reinado oncológico que nació desde hace cuatro años por el deseo de una niña paciente oncológica cuyo deseo era ser reina, ella bailó, fue reina, y tres meses después de cumplir su sueño falleció. Salomé es la actual reina de la Policía 2021 y ganó el premio de la niña Redes Sociales 2021, ahora va a participar en Miss Fantasía”, señaló Sebastián Vargas, presidente y creador de la fundación ‘Doctores Juguetes’.

Y sí, Salomé ya es una reina, pero además de eso, una guerrera, pues ha luchado durante 18 meses, sin saber de una de sus más difíciles batallas la que ha librado contra el cáncer.

Autor: DHWeb

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto