Según la Superindustria, una de las funerarias fue multada por infringir las normas de protección al consumidor relacionadas con información, publicidad y derechos de retracto y reversión del pago.

 Mientras tanto, las otras seis fueron multadas por el incumplimiento a requerimientos de información hechos por la Superindustria para verificar, entre otras, las modificaciones o restricciones en la prestación de los servicios funerarios relacionados con fallecimientos por covid–19 , obstaculizando las acciones de inspección y vigilancia de la autoridad.

El superintendente Andrés Barreto recordó que está sanción se dio luego de que, en junio pasado, se hiciera un requerimiento a más de 80 funerarias sobre sus actuaciones por presuntos sobrecostos.

Entre las funerarias sancionadas está la Cooperativa Inversiones Y Planes De La Paz Limitada, con ($70.224.240 de multa), “por incumplir las normas que regulan la información mínima, las condiciones específicas y objetivas anunciadas en la publicidad, promociones y ofertas y ventas que utilizan métodos no tradicionales”.

Las otras seis fueron: Funeraria Inversiones Y Planes De La Paz, Funeraria La Mano Amiga S.A.SExequiales El Refugio S.A.S. Compañia De Previsión Exequial Del Estado Colsuramericana S.A.S. Excelencia Exequial y La Esperanza S.A.S Y Asistencia Exequial Ríos De Agua Viva S.A.S, por no atender los requerimientos de información que fueron solicitados por la entidad.

“Con el fin de verificar, entre otras, las modificaciones y restricciones en la prestación de los servicios funerarios con ocasión del virus covid-19, las medidas de bioseguridad implementadas para el manejo seguro, transporte y disposición de cadáveres, y la información suministrada a los consumidores al respecto», indicó el organismo.

Es de mencionar que en junio pasado, la Superindustria formuló pliego de cargos a 40 funerarias del país, luego de que éstas no respondieran a los requerimientos de información realizados desde inicios de la pandemia.

Según la Superindustria, los requerimientos se realizaron luego de conocer denuncias presentadas sobre presuntas irregularidades en los servicios prestados por las funerarias, relacionadas con demoras en la prestación del servicio, deficiente manejo de la información brindada a familiares de personas fallecidas y cobro de gastos extras, en medio de la emergencia sanitaria.