En la desaparición de Sara Sofía Galván, en Bogotá, ninguna hipótesis ha sido descartada. La Defensa Civil y la tía de la menor que denunció el caso, Xiomara Galván, siguen buscando palmo a palmo en el río Tunjuelito, en los alrededores de donde la mamá de la niña dice que la arrojó.

Según Nilson Díaz, el padrastro, la pequeña falleció el 27 de enero y el 29 de enero la arrojaron al afluente.

“Cada vez que voy a ese caño siento que no… no la siento ahí. Pido a todas las autoridades resultados, ya son 80 días de incertidumbre, de dolor, de esperanza. Pido que por favor este caso se resuelva lo más antes posible”, señaló la familiar de Sara.

Yohana Jiménez, defensora de los derechos de la niñez, cuestionó fuertemente el papel de las autoridades: “¿Dónde están los altos mandos de la Defensa Civil?, ¿Dónde está la Policía Nacional?, ¿Dónde está la Presidencia de la República?, ¿Dónde está la Alcaldía Mayor de Bogotá? Es que Bogotá vio nacer a sara Sofía”.

“Lo que entendemos es que las autoridades van encaminadas a la versión de que la niña murió y la botaron en ese río. Si es así, salgan y aclárennos a los colombianos, díganos qué fue lo que le hicieron a Sara Sofía y dígannos qué va a pasar en este caso, pero no podemos seguir así”, agregó Yohana Jiménez.