Las organizaciones sociales de los municipios de Altamira, Guadalupe y Suaza que se encuentran en asamblea permanente, ubicadas en cinco puntos distintos de la zona, anunciaron que retornarían a la mesa hoy solo si se cumplen garantías mínimas para el diálogo luego de haber “suspendido” su presencia en ella desde hace dos días.

Conformadas por campesinos, indígenas, profesores y jóvenes, según el comunicado, las organizaciones se retiraron de la mesa de conversaciones con el Gobierno Nacional y de los departamentos de Huila y Caquetá tras considerar que no se han cumplido los acuerdos mínimos para permanecer en ella luego de lo acordado en ese sentido el pasado 2 de junio.

Entre las razones, manifiestan que desde esa fecha se ha incumplido la creación del mecanismo de acompañamiento y verificación de Derechos Humanos en cada uno de los cinco puntos donde están sus delegaciones, que tenían como objetivo garantizar la seguridad e integridad de cada una de ellas.

Igualmente, el lunes 7 de junio hubo presencia de tropas del ejército a menos de 500 metros de donde se encuentra una de sus delegaciones, y se hizo empadronamiento a integrantes de la delegación de San José del Fragua en la ruta Florencia-Guadalupe, “quienes venían a unirse a la asamblea permanente…”.

“Asimismo, en horas de la tarde, se presentó un pelotón de unidades del Ejército Nacional en el casco urbano de Altamira, generando tensiones en las delegaciones campesinas e indígenas que se encuentran en la mesa de diálogo y negociación con delegados del Gobierno Nacional”.

Además, manifiestan en el comunicado, que “se presentó la detención por parte de unidades del Ejército y Policía de un grupo de delegados campesinos e indígenas en la ruta Florencia-Guadalupe, procedentes de las organizaciones sociales de San Vicente del Caguán quienes venían a la asamblea permanente de las organizaciones indígenas y campesinas”.

Por estos motivos, estas organizaciones sociales solicitaron la intervención urgente de la Defensoría del Pueblo, Personería, Contraloría y el sistema de Naciones Unidas para que, “en su compromiso de mediación y garantes del diálogo, adopten las medidas correspondientes para garantizar el cumplimiento de los compromisos del Gobierno Nacional y territorial que permitan avanzar en nuestras justas reclamaciones y de esta forma seguir desarrollando la agenda, temas y espacios previstos”.

Para finalizar, indicaron que siguen dispuestos a dialogar y este miércoles, a las 11 de la mañana, previo cumplimiento de los compromisos pactados, esperan retornar a la mesa.