Diario del Huila

Tecnología y pobreza

Abr 10, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 Tecnología y pobreza

Por: José Eliseo Baicué Peña

 

José Manuel del Val Blanco, antropólogo y miembro del Programa Universitario de la Diversidad Cultural y la Interculturalidad de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló en un documento de la Universidad Nacional de Colombia, que “América Latina no es pobre, es desigual. Lo que tenemos que analizar es la relación pobreza – riqueza en el país, para ver cómo se distribuyen jurídica y legítimamente las utilidades que son de todos, del colectivo, y así atacar la desigualdad, no la pobreza”.

Lo hizo, refiriéndose a ‘atacar la pobreza’ es equivalente a no hacer nada.  En razón a que el Estado deja a los ciudadanos por fuera del ejercicio de los derechos de la constitución. Al respecto, enfatizó en que el cambio debería empezar en la academia, desde las clases de economía.

No olvidemos que hace unos años se informó que Colombia es uno de los países con más desigualdad en el mundo, y el más desigual en Latinoamérica, demostrando que no es suficiente generar crecimiento económico si éste no se distribuye adecuadamente en la población.

Es decir, que es necesario implementar un mecanismo que permita que los recursos se transfieran de quienes los tienen a quienes realmente los necesitan.  De la misma manera, se requiere que los gobiernos, el Estado, los gremios, la academia y las ONGs, se comprometan con las mayorías para que el desarrollo, la justicia y la paz llegue a todos, y se puedan lograr sociedades más libres, más satisfechas, más humanas.

Así mismo, se necesita una recomposición de los valores, pero no sólo de la comunidad, que es hacia donde siempre se apunta, sino también hacia quienes tienen el poder y la riqueza.  Pues se habla abiertamente de unos valores éticos que no se llevan a la vida diaria. Es decir, unos valores éticos que existen sólo en la teoría y sirven para el discurso amañado.

Sabemos que es más importante ser que tener, pero la mayoría de la gente pasa su vida luchando por tener algo para poder subsistir, pues ni siquiera para vivir dignamente.  Y estas mayorías que pueden ser parte de una sociedad altamente productiva, no pueden serlo porque emplean su tiempo buscando el sustento diario y, como consecuencia, la oportunidad de participar en los procesos creativos es mínima o nula.

Por eso es conveniente que las mayorías tengan oportunidades y acceso a la adquisición y generación de conocimiento, a los avances de la ciencia y de la tecnología, pues es urgente generar desarrollo desde abajo y desde adentro, para erradicar la desigualdad, lograr calidad de vida, crear riqueza y distribuirla equitativamente, y alcanzar buenos niveles de inclusión social.

Unido a este sentir, se incluye el asomo, gusto y afición por la tecnología que aumenta cada vez más en la población colombiana.

Es preciso tomar medidas que conduzcan a plasmar grandes ideas, por un lado; y a ser prácticos, por el otro.  Lo primero para pensar en propuestas claras y viables, y lo segundo, para actuar de manera puntual y eficiente en la raíz de los problemas.  No se puede seguir pensando y permitiendo que los pueblos vivan a la merced de su destino. Se requiere el apoyo de toda una sociedad, y de la voluntad de mentes abiertas a la generación de más solidaridad y menos indiferencia.

Autor: DHWeb

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila
¿En qué podemos ayudarte?