Diario del Huila, Economía

Por Rolando Monje

Comprar un carro es una de las formas en que jóvenes y adultos se premian por el esfuerzo en sus labores, aunque también con el fin de tener una propiedad a su nombre, esto como parte del patrimonio así este no llegue a ser una inversión sino un gasto, y un gusto que puede conllevar algunos dolores de cabeza sino se está preparado financieramente.

¿Un gasto diario o una inversión?, ese es el dilema a que se deben enfrentar los propietarios de vehículos, ya que cada día su carro particular le genera múltiples costos.

Si ya tiene uno o si está pensando en comprar, siempre debe tener un ahorro prácticamente exclusivo para su vehículo con cosas que usted no piensa que le pueden ocurrir.

Mantener un carro particular depende del modelo, kilometraje y las características técnicas. El mantenimiento de un vehículo cuesta alrededor de $4,1 millones al año un promedio de $341.666 mensuales, sin contar con otros gastos adicionales como seguro todo riesgo, parqueaderos, peajes, arreglos, reparaciones o visitas al taller de mecánica y los imprevistos que se generen.

Por ejemplo, uno de los carros más populares del país, el Chevrolet Spark, duodécimo modelo más vendido en el país, avaluado en alrededor de $23 millones y si tiene menos de 1.500 CC, tendrá que pagar $328.800 por el Soat, si tiene menos de 10 años.

A esto hay que sumarle el costo de la revisión técnico mecánica, entre $200.000 y $210.000; el impuesto de rodamiento, que para un carro avaluado entre $49,47 millones o menos equivale a 1,5% del precio total, por lo que en este caso serían $345.000.

A todo lo anterior hay que incluirle el gasto del combustible, dependiendo del consumo diario, que puede estar entre $89.000 y $120.000 si se tanquea totalmente, y cuya duración dependerá de tiempo y distancia que se utilice el automóvil.

También hay que tener en cuenta el seguro contra todo riesgo, que está alrededor de $1,2 millones al año. Este valor puede subir o bajar dependiendo de las condiciones que al momento de generar la cotización.

No hay que olvidar que para darle seguridad a su vehículo hay que contar con un parqueadero en su vivienda que podría generarle un gasto adicional entre $100.000 y $250.000 anuales. Esto corresponde a la tarifa del impuesto de predios no residenciales.

Pero el costo de tener carro puede variar si éste es de mayor valor. En el mercado hay carros nuevos desde $20 millones hasta $300 millones, por lo que se deben hacer cuentas previo a su adquisición y para un vehículo de gama alta, los costos se elevan, empezando por la gasolina.

Algunos costos ocultos

Rara vez un comprador destina un dinero considerable en su presupuesto para los costos de mantenimiento del carro, entre otros gastos, con el fin de organizar las finanzas y poder tener la manera de cubrir esos egresos que afectan su bolsillo.

Y es que no solo se deben tener en cuenta los gastos de los impuestos del vehículo, el Soat o la revisión tecnomecánica (únicamente para vehículos de seis años de antigüedad), o el costo de la gasolina que cada mes, generalmente, incrementa.

Cabe señalar que una vez el carro sale del concesionario, donde fue comprado nuevo, pierde aproximadamente unos $2’000.000 de su valor inicial. Esto, por el uso que se le da. La pérdida de valor es mayor en la de un carro nuevo que en la de un carro usado.

Los repuestos

Es importante tener en cuenta la marca, el segmento del vehículo y si es importado, dependiendo de eso es el valor de los repuestos que necesite el carro. Por esto, y por otros imprevistos que pueden ocurrir, es que se debe mantener el carro asegurado

Los seguros son de vital importancia, aunque se sabe que no son económicos, pero dan una sensación de tranquilidad al propietario del vehículo, generalmente. Y es que debe tener en cuenta el límite de los seguros, porque puede ocurrir que usted piense que el seguro lo cubrirá en cierta situación cuando no es así. Esto, puede ocasionar que la prima sea más alta.

Si usted está parqueado y otro vehículo lo choca sin que usted haya cometido alguna infracción o error, su bolsillo se verá afectado. Aunque su parte del pago no será considerable ni tendrá la mayor responsabilidad, cualquier reparación le quita valor a su carro y, en caso de que sea un tema superficial, puede tener una afectación mayor. Esto, en caso de que la persona que le afecta chocándole le responda oportunamente.

Multas y parqueaderos y otros

Las infracciones que pueda cometer, así parezcan insignificantes o de poco valor al pagar, le van restando a su bolsillo. Y es que los comparendos arrancan desde los $117.000 pesos (sin descuento aplicado) y pueden superar el millón de pesos.

Otro factor que suma son las tarifas de los parqueaderos que pueden oscilar entre los $3.000 y $5.000 pesos por hora, en algunos parqueaderos de esta modalidad.

Si son muy notorios los rayones, son los que pueden afectar más el valor de su vehículo. Los costos en un taller certificado no son bajos. Un rayón que comprometa la pintura puede valer como mínimo $100.000, incluyendo la mano de obra y el IVA correspondiente.

Así las cosas, es recomendable tener un ahorro de aproximadamente $1’000.000 anuales con el fin de que sus finanzas no se vean seriamente comprometidas y no le tome por sorpresa.