La Procuraduría encontró presuntas irregularidades en el control y vigilancia para evitar la deforestación y tala de árboles en las áreas de protección de los departamentos de Amazonas , Chocó y Norte de Santander entre los años 2017 y 2020.

Se trata de los gobernadores Jesús Galindo Cedeño de Amazonas, Ariel Palacios Calderón de Chocó y Silvano Serrano Guerrero de Norte de Santander.

Por esta misma razón, el Ministerio Público abrió investigación formal a los directores de Corpoamazonía, Codechocó, Corponor, todo esto por el aumento de la deforestación en esas regiones del país.

Asimismo, el ente de control solicitó varias pruebas entre las que requirió las constancias de las reuniones y actividades adelantadas por los entes territoriales para evitar la deforestación y tala de árboles, y un informe estadístico sobre el avance porcentual de reducción de estas actividades entre los años 2017 y 2020.

Precisamente en el marco de la Cumbre Ambiental del Caribe, el procurador Fernando Carrillo hizo alusión a los logros ambientales en su gestión como el jefe del ministerio público y dijo que en Colombia hay leyes y normas para hacer respetar el medio ambiente y solo es cuestión de hacerlas cumplir.