Diario del Huila

Una vida entre colores autóctonos del Huila

Jun 28, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Regional 5 Una vida entre colores autóctonos del Huila

DIARIO DEL HUILA, REGIONAL
Por: Johan Eduardo Rojas López
Fotografías: José Rodrigo Montalvo

Entre diversos colores vive por esta época José Alberto Sánchez, un pintor que reside en Neiva y se dedica precisamente a plasmar su talento en la indumentaria típica de la región. Las faldas sanjuaneras, los sombreros, los cuadros y los murales, hacen de su pasión una obra de arte con un valor inigualable, la exclusividad. Pese a no ser oriundo del Huila, disfruta de las tradicionales culturales y se dedicó durante estos días a contribuir en la consolidación del arte opita.

José Alberto Sánchez, es un comerciante y pintor oriundo del Valle del Cauca, que lleva 40 años en el Huila y que se ha destacado por sus obras de arte que vende masivamente en el marco de la temporada de San Pedro. Fue aquí en el Huila en donde encontró a su esposa y construyó una familia, con la que hoy transita su vida de colores.

Desde pequeño siempre se ha desenvuelto como comerciantes y eso lo llevó a recorrer muchos departamentos y municipios del país, en las diversas ferias vendiendo mercancía, ropa y cosméticos. Hoy con 62 años agradece a su padre a quien le heredó esa tendencia a los negocios.

Entre el comercio y la pintura

Actualmente, tiene una tienda naturista ubicada en el centro de la capital opita, pero paralelamente, se dedica a pintar faldas, sombreros, blusas, camisetas, cuadros, murales y cualquier objeto que sea digno de ser embellecido.

“Desde que estaba en el colegio en mis tiempos libres empecé a pintar, así que siempre he trabajado con el tema de la pintura pues nació conmigo. Este talento lo he desarrollado de forma empírica y en el transcurso de mi vida he realizado algunos cursos para conocer técnicas y poner en práctica para pulir mi trabajo”, manifestó el artista.

Estas obras de arte las viene trabajando aproximadamente desde el año 2004 gracias a que unas empresarias huilenses confiaron en su talento y le dieron la oportunidad de inmiscuirse en la rama cultural de una región que en este momento lo reconoce como propio. Sara Rodríguez y Yineth Rodríguez, fueron esos impulsos que le abrieron el camino para empezar a pintar sobre tela y ser reconocido por su aporte a la indumentaria del traje típico de los opitas. En ese momento, empezó a trabajar por esa proyección de la que hoy goza con el manejo de elementos que pinta.

Temporada Favorable

Frente a su habilidad particular, señaló que, “Tengo mucho que agradecerle a este territorio que me ha permitido explotar mi talento y creatividad, sobre todo, en la parte de las faldas. Este año ha sido positivo y mucho mejor en el tema de reactivación porque tuvimos dos años en los que no se tenía un movimiento notorio. Siempre me ha llamado mucho la atención el Festival del Bambuco y con esto he logrado participar en varias ferias, pero ahora manejando este tipo de productos autóctonos de la región. El atractivo es precisamente que me ven siempre pintando, no solamente es sentarme a vender, sino que a la gente le llama la atención lo que hago”.

Luego de ir adquiriendo experiencia pensó en manejar una línea de sombreros pintados a mano que también tuvieron gran acogida y desde entonces sus viajes han sido más regulares, pues ha tenido la oportunidad de visitar varios puntos del Huila y otros departamentos para mostrar su talento innato.

Desde el mes de febrero empezó a prepararse para la temporada que parecía ser prometedora. Y efectivamente, la demanda ha sido tan amplia que le tocó estar enfocado en las faldas y descuidar los sombreros. Sin embargo, según José Alberto Sánchez, la temporada ya está descendiendo y ahora sí está realizando algunos pedidos puntuales.

“Esto lo hago por la temporada porque el resto del año me dedico al sector comercial con el negocio que tengo. Este San Pedro ha sido para mí un éxito porque hay mucha demanda. Sigo trabajando y me han faltado es manos para poder dar abasto, sin embargo, he podido cumplir con el objetivo que se tenía. En este momento tengo pendiente varias cosas, pero pequeñas, ya la temporada está disminuyendo, por eso, ahora estoy atendiendo trabajo de las personas en general que desean que plasme mi trabajo en algunos accesorios que ellos portan”, mencionó el pintor. Agregó también que durante esta temporada sampedrina ha realizado en promedio 800 faldas.

En sus obras de arte se expresan historias, ideas, estilos y autenticidad. Esa fórmula le ha funcionado para junto a las empresarias que han creído en él, llegar a muchos rincones de Colombia y el mundo, tales como: Canadá, España, Holanda y Suiza. Esta es su recompensa por un trabajo realizado completamente a mano. Reitera constantemente que se trata de un trabajo articulado, pues, aunque el artista es él, su función radica en plasmar la pintura y luego sus aliadas se encargan de finalizar el proceso de la falda e internacionalizar el producto.

¿Qué más pinta?

En cuanto a su talento con la pintura, José Alberto realiza desde murales y cuadros, hasta faldas, sombreros, camisetas. Su creatividad no tiene límites y la considera su mayor virtud.  

No obstante, los cuadros los pintó para la intimidad de su hogar, lo que significa, que ninguno está en venta. Asimismo, los murales los ejecuta cada vez que quiere darle un cambio drástico a su casa, pero no es algo que ofrezca dentro de su portafolio de ofertas.

El tiempo dedicado en cada obra de arte varía dependiendo el diseño, por tanto, puede oscilar entre 45 minutos a 6 horas y, en consecuencia, el precio también depende del diseño que desee el cliente.  

“En cuanto a las faldas también depende del motivo y tallaje. Cuando son faldas que posteriormente le pondrán flores, la pintura es diferente porque ya es un follaje para dejar espacio para lo que les añadirán. Para mí es un orgullo saber que resaltó el folclor huilense para esta época y que ese tipo de trabajo se ve reflejado en territorios mundiales. A la gente le gusta lo personalizados, mi trabajo es tratar de darle esa satisfacción al cliente y naturalmente se hace”, ahondó.

Finalmente, señaló que el incremento de su trabajo fue notorio, pues la gente ha estado muy animada con la reactivación de las festividades autóctonas del Huila y, por tanto, quieren lucir de acuerdo al ambiente folclórico. “Mi trabajo se ha incrementado un 80% porque mi labor empieza desde las 4:00 A.M. hasta 7:00 P.M. para poder cumplir puntualmente con los pedidos que tengo”, puntualizó.

Proceso de la pintada de la falda:

– Conocer qué tipo de falda se pintará.

– Se dibuja el croquis

– Se pinta manejando tonos neones especialmente  

– Se deja secar en la sombra

Se utilizan pinturas especialmente para telas y, posteriormente, se envía para que termine el proceso.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Tal vez te gustaría leer esto