El último informe de Indepaz indicó que 310 líderes sociales y defensores de Derechos Humanos fueron asesinados en 2020 y 64 excombatientes y firmantes del acuerdo de paz perdieron la vida de manera violenta en el último año.

Estas cifras han despertado polémica y el líder sindical Carlos Castañeda en declaraciones recientes dijo que “la UNP es manejada como un fortín burocrático del Gobierno para proteger a sus amigos”.

Ante estas declaraciones, Rafael Campo, director de la Unidad Nacional de Protección, habló en Sigue La W y aseguró que desde la entidad se ha hecho un trabajo comprometido con todos los grupos poblacionales según las instrucciones del presidente Iván Duque.

Además, informó que hoy cuentan con 7.600 protegidos de los cuales el 49% son líderes sociales de distintas partes del país.

Campo destacó que “hoy existe un grupo de analistas que hace parte de la UNP que son lo que hacen los estudios y revisan realmente si amerita o no” y aseguró que se está haciendo todo lo posible por manejar de la mejor manera los tiempos de las solicitudes.