Categorías: Regional

Y a los niños, ¿quién podrá defenderlos?

DIARIO DEL HUILA, ESPECIAL

Por: Hernán Galindo

La reapertura de colegios y escuelas ha sido una de las decisiones y desafíos más difíciles y complejos que deben tomar los gobiernos, instituciones educativas, maestros y alumnos en estos tiempos de pandemia.

Los niños, las niñas y los adolescentes han sido, junto con los mayores de 70 años, los grupos humanos con muchas restricciones, “ya que su protección contra el coronavirus debe ser la máxima prioridad para el Estado”, señaló el médico Fabio Ortiz, de la Secretaría de Salud.

Sin clases presenciales y encerrados en sus hogares estudiantes de todos los grados han tenido que enfrentar el reto de aprender a través de pantallas de computador.

“El problema es que en una ciudad como Neiva son muy pocos los hogares, y las instituciones educativas, con los ingresos y la infraestructura para soportar la conectividad requerida para estudiar digitalmente”, manifestó Olmedo Lasso, del colegio Técnico Superior.

Es decir, mientras que una minoría de educandos ha podido aprovechar las clases virtuales para mitigar el impacto en su proceso de aprendizaje, la mayoría enfrentan dificultades, incluyendo el aporte nutricional de la alimentación escolar, agregó su colega Wilfran Osorio, profesor de química.

Los dos están en sintonía con la Federación de Educadores, Fecode, que ha insistido en que los docentes no retornan a clases presenciales con alternancia o a la normalidad mientras no se den las exigencias de salud y bioseguridad para todos los involucrados, maestros, alumnos, infantes y personal administrativo.

“Negativa en la que coinciden con la mayoría de los padres de familia, que tampoco quieren enviar sus hijos a los colegios”, comentó Ronal Pérez, del Inem.

Regreso a las aulas

Por otro lado, está la opinión de jardines y colegios privados, así como muchas empresas alrededor del sector educativo, como rutas escolares, cafeterías, uniformes y demás, que han sufrido un duro impacto económico.

“Hemos sufrido muchos perjuicios. Es tiempo de que se abran los salones con todos los cuidados. Yo estoy llevando unos niños a La Fragua y no ha habido problema. Todos tenemos que trabajar”, señaló Manuel Quiñones, conductor de taxi que se gana la vida con el servicio escolar.

Padres de familia, de una institución privada, a quienes consultamos cuando esperaban la salida de los hijos respondieron, con el compromiso de nada de fotos ni nombres.

En común, se están preguntando si los costos de la mensualidad se justifican ante las limitaciones de las clases por internet o semipresenciales.

“El pago de la pensión no espera. Los cobros son los mismos. Las exigencias económicas no varían”, fueron  en resumen las opiniones.

La reapertura de las aulas incluirá, naturalmente, distanciamiento social en los planteles y las rutas escolares, cambios en la jornada escolar y los horarios, uso de tapabocas, lavado de manos y toma de temperatura, entre otras medidas de higiene y protección es la política de los que han dado el paso.

“No asistirán a las instituciones educativas todos los días y las medidas de bioseguridad en las aulas serán muy estrictas”, señaló la profesora Miryan Gómez, de la Libélula Mágica.

Eso implica el cumplimiento del distanciamiento de un metro por persona; cada salón albergará entre 10 y 15 estudiantes, dependiendo del tamaño y será obligatorio el uso del tapabocas y el lavado de manos.

Preguntados algunos papás por qué se inclinaron por la presencialidad, que no es obligatoria, manifestaron que se estaban agudizando los efectos emocionales y psicológicos de los hijos.

“Se evidencian problemas en su desarrollo y relacionamiento social”, se pronunció una mamá. “Es un un retraso lamentable en términos de habilidades y competencias”, señaló otro papá.

Posición del Gobierno

Entre semana estuvo en el Huila la ministra de Educación, María Victoria Angulo, quien destacó la importancia de este proceso de alternancia educativa:

“La reactivación del sistema educativo en alternancia es una de las grandes prioridades del Gobierno en este año. Este no debe ser un debate entre salud y educación, tenemos que armonizar el proceso de cuidado con el tema académico y emocional de los niños y jóvenes”.

Y es que parece estar claro las afectaciones del cierre de los colegios en el proceso de aprendizaje de los niños.

Así lo explicó el experto en educación Francisco Cajiao: “No volver a clases está generando serios problemas de aprendizaje. El atraso en primaria, en cualquier estrato social, es enorme. Quienes tienen acceso a conectividad creen que con las tecnologías están educando a sus hijos, y esto no es cierto. El caso de quienes no tienen acceso a la tecnología es más dramático. Están en una desventaja inmensa”.

Encima se tienen indicios de que la deserción escolar va creciendo y las brechas van a seguir aumentando, según el reporte de las secretarías de Educación.

En resumen, el retorno a las clases presenciales debe ser el producto de un consenso entre todos los actores de la comunidad educativa, en especial los padres de familia teniendo muy en cuenta la opinión de los infantes.

Hablan los niños

Matías Cruz, estudiante de transición de una institución privada, resume su emoción de ir al colegio con unas palabras sencillas: “Estoy feliz porque mis papitos me llevan a clase”.

Sergio Fajardo, de octavo grado: “Me gusta presencial. Me da pena por los compañeritos que no pueden venir porque los profesores ponen más cuidado a los estudiantes en el salón”.

Royer Loaiza, de un Jardín del Altico: “Me aburría en la casa. Quería salir. Estoy contento”, dice, de la mano de una profesora.

Linda Suesca, de 14 años: “Entiendo que hay razones a favor y en contra. Por eso respeto lo que cada familia o niño decida. Yo sí quería, con todos los cuidados”.

Alfonso Palacios, de grado once: “Esto es necesario hacerlo porque llevamos un año sin recibir clases presenciales. Es mi último en el colegio y aquí se forja la personalidad y la identidad”, aseguró.

Celebración especial 

Este domingo 25 de abril se celebra en Colombia el Día del Niño y de la Niña. Tiene como fin promover el bienestar de los menores y evaluar qué tanto se están salvaguardando los derechos de la infancia.

La pregunta entonces es: Con no permitirles las clases presenciales, en alternancia o dejarlos en casa por razones familiares o de los maestros, ¿está la familia, la sociedad y el Estado cumpliendo la obligación de asistir y proteger a los niños y niñas para que se les garantice su desarrollo armónico e integral?”.

DHWeb

Entradas recientes

Conozca los bloqueos en las vías del Huila

Diferentes sectores sociales se han trasladado hasta las principales rutas del departamento del Huila, con…

3 horas hace

Siguen bloqueos de vías en el Huila

A esta hora,  sector de transportadores de carga pesada y volqueteros, se encuentran a un…

3 horas hace

Falleció Lucas Villa

Luego de estar varios días luchando por su vida en un hospital de Pereira, familiares…

3 horas hace

Periodismo en Vivo, conduce Melquisedec Torres

La agenda informativa de hoy MARTES en #PeriodismoEnVivo #DiarioDelHuila - Se confirma la muerte del…

5 horas hace

Rediseñar contratos y bajar las tarifas de los peajes

Por segunda vez, llega al Congreso un proyecto de ley para cambiar la estructura tarifaria…

11 horas hace