Diario del Huila

Y la reforma será reforma

Abr 24, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 Y la reforma será reforma

Por: Armando González Triviño

Ha sido hermosa la pantomima de los políticos que salen a la palestra pública, para ubicarse supuestamente en defensa de las clases menos favorecidas y que argumentan tomar las riendas de la gobernabilidad que durante toda una eternidad han compartido a punta de dádivas, mermeladas, auxilios parlamentarios, auxilios estudiantiles y toda esa vieja historia que aún se repite y se cambia de nombre y de formas de perpetuar la corrupción institucionalizada que tenemos.

Pero el Gobierno tiene la sartén por el mango, y algunos partidos políticos no quieren perder su cuota ministerial y entonces son dadivosos con sus argumentos para acusar o defender sus teorías y sus actuaciones populistas, con lo cual, entre la clase media se genera todo un sensacionalismo y se presta a un rictus de grandes carcajadas que se silenciarán en el momento en el que ésta reforma haya de ser aprobada, porque así lo será, en desarrollo de los pactos, las componendas y las formas de darle giros a la reforma de la reforma y todo será la misma moneda con el mismo sello.

Algunos cibernautas habían advertido incluso que el mismo partido de Gobierno, saldría a pregonar la defensa de las clases menos favorecidas, en un alarde mesiánico y de reconstrucción de su tejido electoral y a fe de que no se ha equivocado, en tanto que los caducos dirigentes de los partidos políticos, con los medios de comunicación a su alcance, hacen alardes, se ubican en poses y gesticulan en una especie de racionalidad irracional, para disfrazar lo que ha de ser en últimas, las condiciones para moderar mínimamente dicha propuesta gubernamental.

Y lo peor del caso es que quien elige a los actuales mandatarios, así no lo queramos aceptar, son precisamente las clases de menos ingresos, las clases pobres, las grandes barriadas que viven en la miseria y en el dolor, y son ellos, los principales electores que hoy en día, están soñando con un auxilio del Estado, con la devolución de un IVA que no han pagado, son ellos quienes están patrocinando y van a ubicarse en la franja de grandes beneficiados con las políticas sociales y solidarias y de hermandad y de apoyo que recibirán del Gobierno y así despotrican tildando de comunistas a quienes se oponen a ella.

Es que un día de elecciones es un bonito día para cambiar el menú de todos los días, es una opción de cambiar de panorama y de rehabilitarse con los sueños, con las esperanzas que nunca, que nunca se consolidarán en ese sinfín de promesas de los gobernantes de turno, como sucede entre las clases menos favorecidas, porque quienes pertenecen a la clase media, en mínima parte votan, y se desinteresan de lo que pueda suceder y a las clases altas, no les importa el rumbo del país, o la situación en la que viven las grandes mayorías.

Que la reforma se aprueba, se aprueba. Que le cambian de nombre de una u otra forma, es cierto, pero que los banqueros y sus utilidades o las bebidas azucaradas o la explotación de los hidrocarburos o la venta de licor o de las loterías o de los juegos y la Copa América, o el Campeonato de Futbol, o la fiesta sampedrina o el carnaval de Barranquilla o la feria nacional equina de Cali y demás actos populares no se tocan, es cierto, porque son los que con el ciclismo y los cuentachistes de cada semana, nos distraen de ese dolor y de esa angustia que la televisión nos presenta a diario, como las masacres, la muerte de los líderes sociales y lo que es peor, la desidia y la desvergüenza de un gobierno que tiene la osadía de recomendar y llamar a los gobernantes regionales, para que no aceleren la vacunación y esperen lo más que puedan, sin vacunar al rebaño, como era su objetivo, porque la salud de los colombianos, es lo de menos, es lo de menos.

 

Triste realidad que, en plena campaña electoral, se nos vino encima, para consolidar un poder en medio de todo, que tiene el poder y las armas de la guerra y del desconocimiento de los acuerdos de la Habana, para seguir gobernando ante la polarización de los opositores que se creen redentores en medio de esta debacle que ya nos habían anunciado.

 

Autor: DHWeb

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Tal vez te gustaría leer esto