Diario del Huila

Al rescate de la No. 155

Sep 10, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 Al rescate de la No. 155

Esta semana concluye con la publicación de diferentes notas periodísticas en torno al increíble proceso de recuperación que se tuvo que surtir para encontrar  una pieza de nuestra historia. La pieza en cuestión es nada más y nada menos, que la estatua No. 155, numerada así dentro del catálogo de estatuas del macizo colombiano. Esta estatua, también conocida como “El Cacique”, fue hurtada en 1988 y, durante muchos años se creyó perdida para siempre, hasta que en un operativo del año 2006 adelantado en Dinamarca, fue encontrada la No. 155 junto con otras 656 piezas precolombinas (fuente: El Tiempo).

A pesar del hallazgo de la estatua y otras piezas que se creían perdidas, la historia solo comenzaba, pues hizo falta aproximadamente una década de gestiones y negociaciones, para que las piezas pudieran ser devueltas a donde pertenecían, o al menos donde pudieran estar seguras. De este proceso y de acuerdo con la nota periodística de El Tiempo, se destaca el rol neutral que durante muchos años adoptaron las autoridades y el gobierno danés, por considerar que se trataba un asunto de privados, atendiendo a la naturaleza del coleccionista.

Lo irónico de la situación es que muchos de los países que claman y lideran procesos para el respeto de los pueblos y sus culturas, son los mismos a los que le hace falta mano dura en contra de sus coleccionistas privados y de sus extensos museos que se han construido a costa de burdos saqueos, tal como ha sido el caso de la cultura egipcia y de sus codiciadas reliquias. Visto de otra manera, podemos apreciar una proyección y continuidad del pensamiento y del yugo colonial.

Pero bueno, lo importante del asunto es aprender hacia el futuro y preguntarnos qué vamos a hacer para proteger y para explorar nuestro patrimonio arqueológico y cultural. En el caso particular del Huila, no resulta raro escuchar sobre el mercado negro de piezas arqueológicas diferentes a las agustinianas. Es en este punto, donde debemos plantearnos la necesidad de incluir a futuro, planes y alianzas interregionales para la exploración y preservación de nuestra riqueza arqueológica y paleontológica. Por ejemplo, podría pensarse en una alianza con el Tolima, para adelantar procesos de identificación y excavación, o en continuar con las exploraciones e investigaciones en el área de influencia de la cultura agustiniana, pues no sea que perdamos para siempre la oportunidad de conocer nuestra verdadera riqueza cultural.

Autor: WebMaster

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Tal vez te gustaría leer esto