Una multitudinaria manifestación se llevó a cabo el día de ayer en la capital arrocera del Huila, donde más de mil personas salieron a marchar por las principales calles de este municipio, alzando su voz de apoyo al Comité del Paro Departamental, actualmente se encuentra bloqueado el sector de La Sardinata por los arroceros de este municipio, hay paso de manera intermitente.

DIARIO DEL HUILA, REGIONAL

Por: Leidy Catalina Durán Vásquez

Fotos: Centro Noticias Huila

En el municipio de Campoalegre se vivió una multitudinaria manifestación, por un lado comerciantes de este municipio marcharon por las principales calles en el marco del paro nacional, por otro lado con tractores, arroceros y campesinos marcharon por la vía principal exigiendo mejores condiciones para su sector productivo, toda la maquinaria agrícola salió reclamando al Gobierno Nacional una política de protección para la producción nacional y suspensión de los tratados de libre comercio que permite la importación de arroz.

“Nosotros como arroceros nos encontramos totalmente abandonados por el Estado, por los bancos porque cuando uno va accede algún crédito le colocan muchos trámites y a la final uno no puede acceder a esos créditos que supuestamente son a favor de los agropecuarios, nos encontramos al borde de una ruina total por los precios del arroz, además el precio de los insumos, el gobierno jamás en la vida le ha puesto tope a esta situación, también queremos por medio”, sostuvo José Cuéllar, arrocero del municipio de Campoalegre.

El aumento en los precios de la carga de arroz y los acuerdos con países para la importación del producto a Colombia, son los principales generadores de crisis en el sector arrocero colombiano. Arroceros del departamento del Huila mostraron su inconformidad con lo que, según ellos, está generando una quiebra en el agro huilense,

“Esto es una necesidad que sentimos de todos los agricultores de arroz de Campoalegre, porque el arroz en nuestro municipio tiende a desaparecer como ha desaparecido el algodón en otras regiones de Colombia donde se cultivaba, el Gobierno Nacional tiende a desaparecer el cultivo del arroz por disque es más rentable traer importaba que porque es más económico, pero esto deja una gran cantidad de gente sin trabajo, Campoalegre, ciudad arrocera del departamento del Huila en donde todos dependemos del cultivo del arroz, nosotros vamos a continuar en la lucha hasta que el Gobierno de una luz verde de toda esta situación”, dijo José Farid Joven.

Martín Vargas, directivo de Dignidad Arrocera en el Huila, indicó en cifras el flagelo que están viviendo los cerca de 2.300 arroceros del departamento.

“En estos momentos el sector arrocero huilense está atravesando un gran problema de precios, la industria arrocera el año anterior tuvo un subsidio de almacenamiento por parte del Gobierno Nacional que permitía que la carga se vendiera en $155.500 la carga, hoy en día, la carga se está pagando en $140.000 y $137.000”, sostuvo Vargas.

Las causas de la crisis del sector, son el almacenamiento del producto por parte de la industria, cuestión que ha hecho que el precio del cereal, disminuya considerablemente.

“Este tema conlleva a que el año pasado, pasáramos con un inventario de 1.170.000 toneladas a mano de la industria, esto significa que tenemos una producción que satisface por tres meses el consumo colombiano, lo que generó que la industria nos baje el precio en el primer semestre del 2021”, aseguró el directivo.

Dignidad Arrocera, indicó que se han hecho unas peticiones para que el Gobierno Nacional, subsidie la industria, pues al hacerlo, se podría mantener el precio del producto.

“Le estamos exigiendo al Gobierno Nacional para que haga un acuerdo con la industria en el tema del problema del incentivo, esto haría que la industria nos sostenga el precio de los $155.500 por carga en el Huila, teniendo en cuenta que en otras zonas del país se manejan otros precios diferentes”, expresó Martín Vargas.

Según el representante, es difícil la situación de los agricultores huilenses, pues el costo de producción de la carga, no supera el valor de compra por parte de la industria.

“En estos momentos tenemos un costo de producción por hectárea de $8.500.000, el problema es que el precio al que se compra la carga, no supera el precio de la producción, entonces estamos haciendo el llamado al Ministro de Agricultura para que nos atienda”, enfatizó Vargas.

Según la agremiación, hay ineficiencia por parte del Ministerio de Agricultura al momento de solucionar los percances de los arroceros, al punto de no lograr una reunión como se había pactado.

Por otro lado, el diputado Armando Acuña quien acompaño durante unas horas a este sector manifestó qué los arroceros viene padeciendo desde años atrás una crisis profunda por las malas políticas del Gobierno Nacional, la improvisación de las políticas que ha llevado a la ruina a muchos arroceros.

“Esta crisis se profundiza cada día más y hoy pasan un momento muy difícil por los TLC que firmaron de manera arbitraria en contra de la producción nacional, la libre importación que tienen productos como el arroz están llevando a la quiebra a los arroceros y esto lo han venido presentando desde hace años atrás, hoy ellos están unidos en Dignidad Agropecuaria y vienen marchando desde el 28 de abril en este paro nacional y hoy (ayer) en Campoalegre han decidido manifestarse de manera pacífica y masiva, porque tenemos que salvar la producción de arroz, la generación de empleo que ellos realizan, sería un total fracaso en la política social que se dejara de cultivar arroz en municipios como en Tesalia, Campoalegre, parte de Palermo, es un reglón de la economía del departamento del Huila muy importante y sobre todo el beneficio social al generar empleo que viene moviendo a los molinos que hay acá en el Huila”, enfatizó Acuña.

Manifestación en el parque

También ASODECAMP (Asociación de Comerciantes de Campoalegre también se unió al paro nacional, como ellos lo dieron a conocer, el comercio no aguanta más, rechazan rotundamente las reformas que se están llevando a cabo en el Congreso de la República.

“Necesitamos una reactivación económica urgente, con esta pandemia el comercio ya está quebrado, queremos que solidaricen con el comercio y hoy (ayer) el comercio campualegruno ha cerrado sus puertas por solidaridad de la comunidad de Campoalegre”, dijo María Helena representante de la Asociación.

Más de mil personas alzaron su voz ‘Si A La Vida No a La Violencia”, manifestaron que el paro continuará hasta que el Gobierno ceda a las peticiones que todos los sectores le están realizando, pues son todos los colombianos los que se ven afectados con estas políticas sociales que se han desarrollado.

Crisis de arroceros, un cuento de no parar