Diario del Huila

“Compartir el Evangelio para llevar alegría al mundo de hoy”

Jul 30, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Reflexiones 5 “Compartir el Evangelio para llevar alegría al mundo de hoy”

DIARIO DEL HUILA, REFLEXIONES

Al reunirse con obispos, sacerdotes, diáconos y consagrados en la Catedral de Notre-Dame de Québec, en el marco de su viaje a Canadá, el Papa Francisco aseguró que “necesitamos anunciar el Evangelio para dar a los hombres y a las mujeres de hoy la alegría de la fe”.

En su encuentro, realizado este 28 de julio en el quinto día de su viaje apostólico a Canadá, el Santo Padre subrayó que “a nosotros, pastores de la Iglesia, se nos pide esa misma generosidad para apacentar el rebaño, para que pueda manifestarse la solicitud de Jesús por todos y su compasión por las heridas de cada uno”.

“Precisamente porque somos signo de Cristo, el apóstol Pedro nos exhorta: apacienten el rebaño, guíenlo, no dejen que se pierda mientras ustedes se ocupan de sus propios asuntos. Cuídenlo con dedicación y ternura”, dijo.

El Papa Francisco resaltó que la de los cristianos “no es una alegría fácil, esa que a menudo nos propone el mundo, ilusionándonos con fuegos artificiales”. “No está ligada a riquezas y seguridades; tampoco a la persuasión de que en la vida nos irá siempre bien, sin cruces ni problemas”, continuó.

“La alegría cristiana, en cambio, está unida a una experiencia de paz que permanece en el corazón incluso cuando estamos rodeados de pruebas y aflicciones, porque sabemos que no estamos solos sino acompañados de un Dios que no es indiferente a nuestra suerte. Así como cuando el mar está agitado, que en la superficie aparece turbulento y en la profundidad permanece sereno y tranquilo”.

El Papa precisó que la alegría cristiana es “un don gratuito, la certeza de sabernos amados, sostenidos y abrazados por Cristo en cada situación de la vida”.

El Santo Padre apuntó luego a la importancia de “reflexionar sobre aquello que, en la realidad de nuestro tiempo, hace peligrar la alegría de la fe y amenaza con oscurecerla, poniendo seriamente en crisis la experiencia cristiana”.

“Pensamos inmediatamente en la secularización, que desde hace tiempo ha transformado el estilo de vida de las mujeres y de los hombres de hoy, dejando a Dios casi en el trasfondo, como desaparecido del horizonte”, indicó.

Sin embargo, precisó, se debe tener cuidado con una “mirada negativa” que “nace con frecuencia de una fe que, sintiéndose atacada, se concibe como una especie de “armadura” para defenderse del mundo”.

“Acusa la realidad con amargura, diciendo: ‘el mundo es malo, reina el pecado’, y así corre el peligro de revestirse de un ‘espíritu de cruzada’”.

“Prestemos atención a esto, porque no es cristiano; de hecho, no es el modo de obrar de Dios, el cual ―nos recuerda el Evangelio― ‘amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único para que todo el que cree en él no muera, sino que tenga Vida eterna’”, expresó.

El llamado a los tiempos de hoy

Para el Papa, “estamos llamados a tener una mirada semejante a la de Dios, que sabe distinguir el bien y se obstina en buscarlo, en verlo y en alimentarlo. No es una mirada ingenua, sino una mirada que discierne la realidad”.

El Santo Padre resaltó que el anuncio del Evangelio “no se hace principalmente con palabras, sino por medio de un testimonio rebosante de amor gratuito, tal como Dios hace con nosotros”.

“Es un anuncio que pide encarnarse en un estilo de vida personal y eclesial que pueda reavivar el deseo del Señor, infundir esperanza, transmitir confianza y credibilidad. Y sobre esto me permito, en espíritu fraterno, proponerles tres desafíos que ustedes podrán llevar adelante en la oración y en el servicio pastoral”.

Ante los “desiertos espirituales de nuestro tiempo, generados por el secularismo y la indiferencia”, dijo el Papa, “es necesario volver al primer anuncio”.

“No podemos presumir de comunicar la alegría de la fe presentando aspectos secundarios a quienes todavía no han abrazado al Señor en sus vidas, o bien sólo repitiendo ciertas prácticas, o reproduciendo formas pastorales del pasado”, expresó.

El Papa Francisco indicó que “es necesario encontrar nuevos caminos para anunciar el corazón del Evangelio a cuantos todavía no han encontrado a Cristo”.

 “Eso presupone una creatividad pastoral para llegar a las personas allá donde viven, descubriendo ocasiones de escucha, de diálogo y de encuentro. Es necesario volver a lo esencial y al entusiasmo de los Hechos de los Apóstoles, a la belleza de sentirnos instrumentos de la fecundidad del Espíritu hoy”.

El Papa también subrayó el desafío del “testimonio”, pues “el Evangelio se anuncia de modo eficaz cuando la vida es la que habla, la que revela esa libertad que hace libres a los demás, esa compasión que no pide nada a cambio, esa misericordia que habla de Cristo sin palabras”.

El Santo Padre señaló que “la Iglesia en Canadá, después de haber sido herida y desolada por el mal que perpetraron algunos de sus hijos, ha comenzado un nuevo camino”.

“Pienso en particular en los abusos sexuales cometidos contra menores y personas vulnerables, crímenes que requieren acciones fuertes y una lucha irreversible. Yo quisiera, junto con ustedes, pedir nuevamente perdón a todas las víctimas”, expresó.

“El dolor y la vergüenza que experimentamos debe ser ocasión de conversión, ¡nunca más! Y, pensando en el camino de sanación y reconciliación con los hermanos y las hermanas indígenas, que la comunidad cristiana no se deje contaminar nunca más por la idea de que existe una cultura superior a otras y que es legítimo usar medios de coacción contra los demás”.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila 👋
¿En que podemos ayudarte?