A nivel mundial, así como en Colombia, el cáncer de mama es el más frecuente en mujeres, no solo en el número de casos nuevos diagnosticados cada año sino también el que representa la mayor tasa de mortalidad en esta población.

Los datos de Globocan también indican que, en 2020, se diagnosticaron 15.509 casos nuevos en el país, lo que representa una incidencia de 48,3 por cada 100.000 mujeres en todas las edades. Con respecto a la mortalidad, se estimó un total de 4.411 mujeres fallecidas por la enfermedad en dicho año, con una mortalidad ajustada de 13,1 por cada 100.000 mujeres.

Por su parte, los departamentos que más deben fortalecer las estrategias de detección temprana, por su alta incidencia de casos, son:

Valle del Cauca: 43,5 afectadas por 100.000 habitantes.

Atlántico: 42,8 afectadas por 100.000 habitantes.

San Andrés: 41,9 afectadas por 100.000 habitantes.

Arauca: 39,9 afectadas por 100.000 habitantes.

Quindío: 38,9 afectadas por 100.000 habitantes.

Detección temprana

Frente al escenario anterior, según Bautista, es indispensable y prioritario el despliegue sostenido de acciones para fortalecer la promoción de la salud y la detección temprana del cáncer de mama por parte de las entidades territoriales, EAPB e IPS.

Bautista recuerda que en el Plan de Beneficios de Salud se encuentra disponible la principal prueba de tamización para cáncer de mama, la cual se hace obligatoria a partir de la expedición de la Resolución 3280 de 2018.

La implementación de esta prueba en el Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS) se realizará de manera progresiva (Resolución 276 de 2019).