El Presidente Duque en la instalación de las sesiones ordinarias invitó “A rechazar a los promotores del odio”, y se pronunció duramente contra la expresión “cortes de ruta”, utilizada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y los califico más bien como de “corte de vida, no hacen valer ningún derecho, solo hacen valer la ambición de los agitadores que se quieren beneficiar del caos. Permitir que se violen los derechos de todos es anarquía……”.

El senador Gustavo Bolívar fue postulado para ser elegido segundo Vicepresidente de la Directiva, pero no lo fue por obtener solamente 32 votos,  y el voto en blanco fue ampliamente superior (66), por lo cual fue elegido en una nueva votación el senador Ivan Name de alianza verde, dando cumplimiento al reglamento del Congreso, el cual contempla la participación de la oposición en las mesas directivas.

El Gobierno Nacional presento el proyecto de ley de “inversión social”, con mensaje de urgencia, el cual seguramente será aprobado sin mayor dificultad.

Es evidente la fractura de los sectores de oposición, lo cual me recuerda la época de mis estudios de derecho en la Universidad Nacional de Colombia, cuando se disputaban el predominio de la izquierda varias organizaciones, en donde cada una se consideraba más revolucionaria que las otras.

El deterioro de la imagen del Senador Petro sigue creciendo por su participación en las decisiones de FECODE y de los promotores del llamado Paro Nacional, el cual ha causado inmensos daños a la economía nacional y a sus gentes. También ha contribuido a ello la extravagante tesis de emitir billetes para acabar con la pobreza, la cual ha llevado a la miseria actual del pueblo venezolano.

Debemos rechazar nuevamente los desmanes y agresiones causados por los integrantes de “la primera línea”, especialmente en las ciudades de Bogotá, Medellín y Cali, aunque se observa una menor participación cada día.