Diario del Huila

La crisis de los partidos políticos

Dic 21, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 La crisis de los partidos políticos

Es evidente que una de las instituciones más desprestigiadas en el país son sus partidos políticos.

No es sino acercarse a una persona cualquiera a hablar de política partidaria para de inmediato recibir una respuesta categórica de rechazo: “Yo de política no vivo”, “no importa quién gane tengo que trabajar”, “todos los políticos son ladrones”, “prometen y prometen y nunca cumplen”…

Este fenómeno tiene causas de vieja data, así como raíces recientes en el trasegar de la lucha política. Por unas u otras, el sistema político partidario degeneró con el tiempo en famiempresas electorales, alimentadas por recursos públicos y privados que, tienen por objeto inmediato favorecer a sus propietarios, pero sobretodo reproducir el régimen de privilegios de las élites económicas y políticas.

En el pasado las redes clientelares creadas a la sombra del Frente Nacional, buscaron mediante la repartija del poder a todos los niveles mantener la hegemonía liberal conservadora. Fue la profesionalización de la carrera política como proyecto de vida.

Empezaba el proceso que desdibujaría el verdadero objetivo de las organizaciones políticas partidarias que, habían surgido en la historia para representar los intereses de las distintas clases sociales integrantes de una sociedad determinada.

Posteriormente, con la imposición del modelo neoliberal que se da aparejado con el surgimiento y consolidación del negocio del narcotráfico –son hermanos simbióticos–, la entronización de las famiempresas electorales acabó siendo la forma dominante de hacer política, de manera particular sobre la base de la extensión imparable de la corrupción.

Uno de los objetivos de la concepción política neoliberal, que representa por excelencia los intereses del gran capital financiero parasitario mundial, fue la destrucción de los partidos políticos tradicionales que mal que bien representaban los intereses nacionales construidos en décadas de esfuerzo. Al destruirlos, quitándoles repito, la más mínima base nacional, pudieron entrar a saco sobre la riqueza social acumulada con el esfuerzo y el sacrificio de generaciones de colombianos. Así se tomaron y destruyeron la industria, la agricultura, los bienes públicos sometiendo a la nación al dominio del capital trasnacional. Esta es hoy la causa final de nuestras limitaciones y desgracias.

Rescatar la institucionalidad partidaria para que vuelva a representar los intereses propios de cada una de las clases, sectores y personas que integran la sociedad, es una tarea urgente. Sin identidad política entre los ciudadanos y sus organizaciones políticas a través de las cuales tramite. Sus reclamos y aspiraciones: salud, educación, vivienda, trabajo, empresas públicas y privadas, etc., no será posible llegar a tener una sociedad próspera y altamente desarrollada.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila 👋
¿En que podemos ayudarte?