Los Huilenses, los amigos del Caquetá y del  Putumayo, regiones que conforman el sur de Colombia, y demás departamentos afines a las ideas de Álvaro Uribe Vélez tenemos el compromiso de votar por el único paisano, Uribista, que hace parte de la lista del Centro Democrático al Senado, en la que ocupa la casilla # 20, me refiero al Abogado y exrepresentante a la cámara el Dr Álvaro Hernán Prada Artunduaga. Hay razones valederas, de mucho peso político para tomar la decisión de respaldar su nombre. En especial una acción de lealtad que me llamo la atención para ofrecerle mi decidido respaldo.  Ese es el  motivo, entre otras causas, que me mueve a votar por él, y a invitar a los amigos a obrar en consecuencia: La virtud de ser leal con alguien a quien uno aprecia y estima, hoy en la política es vista como una figura exótica que muchas veces incluye hasta el sacrifico. El Dr Prada demostró ser un hombre leal con sus ideas y principios, a riesgo de su libertad y de su seguridad personal. Lo anterior, sumado a su brillante hoja de vida, su reconocido talento y liderazgo regional y los resultados positivos de su gestión en favor de los Huilenses durante sus ocho años  como representante a la cámara por el  Centro Democrático, le han dado los méritos suficientes y credenciales políticas necesarias que harán segura su victoria y  elección como próximo Senador de Colombia, Yo votare con agrado por el Dr Prada para Senado.

El departamento del Huila lograría según las personas inscritas para esa alta corporación legislativa, en caso de ser elegidos todos, apenas dos cupos. En primer lugar elegiremos al Dr Prada y en segundo lugar será reelegida la Dra Esperanza Andrade Serrano, en el entendido de que si el candidato que representa a Cambio Radical logra su elección, es fácil deducir que los organismos de control que lo vigilan de cerca,  lo castigarán igual a lo que le sucedió al exgobernador de Santander Richard Aguilar, perteneciente al mismo partido, por los mismos delitos que hoy le puedan formular al candidato de marras;  y a  Aguilar, lo sabemos,  lo destituyeron del cargo de senador: Quienes votaron entonces por Richard Aguilar perdieron su voto. La Fiscalía lo encontró responsable  y  ordeno su destitución y captura por  los casos imputados de concusión y favorecimiento de contratos con interés particular. Si por allá llovió, por aquí no escampa.

De otro lado, sin el menor ánimo de  crear polémica alrededor de la lista de candidatos a la cámara, reclamada como propia por el señor Ernesto Macías, a estas alturas del debate la mayoría de los amigos Uribistas no tienen claro por quien de los cuatro van a votar. En su afán de protagonismo el senador Macías  desconoció  olímpicamente la importancia que tiene para el Huila la elección de un representante en esa corporación. En el insano deseo por apropiarse de la lista, desconoció regionalmente al 85% de la población del Huila,  pues la escogencia de los candidatos la hizo a dedo, inconsultamente, razón por la cual, a mi modo de ver, la lista adolece de legitimidad política; Además, Macías no cumplió su palabra:  Entrego tres cupos de la lista, de un total de cuatro, a un solo municipio, a Pitalito; esa preferencia la podemos entender, como  ¿un reconocimiento?, o mejor,  ¿ una burla con la ciudadanía,? pues con esa actitud ignoro a las otras regiones del Huila, ¿de ese inopia se enteró la dirección nacional del CD?, y al final, saco desesperado del sombrero, el nombre de la Dra. Cielo Ortiz quedándole mal a su protegida la Dra. Alexandra Toro, a quien ubico en el último lugar de la lista cuando le había prometido que la encabezaría; al actual representante a la cámara, Henry Cuellar, a quien le correspondía encabezarla, lo bajo al tercer lugar, e incluyo a un sujeto investigado por acoso sexual durante el ejercicio del cargo de alcalde de Isnos en el segundo renglón. Dividió por tres lo que pudo haber fortalecido en uno solo de ellos. En su afán de pretender quedar bien con todos, termino quedando mal con sus protegidos. Sí, es verdad, la lista es abierta y con voto preferente, pero el tema era de imagen e importancia de regiones y de orden de los aspirantes; se notó  inexperiencia, falta de liderazgo y deslealtad con el partido.