Diario del Huila

Nueva realidad y saldos pedagógicos

Nov 2, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 Nueva realidad y saldos pedagógicos

El esfuerzo que venimos desarrollando, el de aprender sobre la marcha de la pandemia, nos está dejando claro como sociedad, como colectivo social, que aún tenemos muchos vacíos por resolver, la misma Organización Mundial de la Salud (OMS) por ejemplo, tuvo en varias ocasiones que salir a reconsiderar sus decisiones respecto al manejo de la pandemia, desde incluso la conveniencia o no de usar el tapabocas; hemos sido testigos de gran diversidad de estrategias, cada país las decidía, como la de rebaño, donde un gobierno acudió a una exposición masiva de sus ciudadanos al virus en espera de una inmunidad natural. Estas y otras “improvisaciones” hacen parte de la forma natural en que cada país asume a través de sus gobernantes la manera de afrontar una crisis.

Construir una nueva realidad se convierte hoy en el objetivo primordial para nuestra sociedad. Pensar en que volveremos a la normalidad pronto no será posible, la normalidad nunca va a ser la misma, habrá que seguirla construyendo bajo nuevos paradigmas, como el de la interconexión a partir de las redes sociales; traerá una nueva normalidad, una nueva realidad donde cambiarán muchas formas de relacionarse, de actuar, de comportarse, por ejemplo, las clases en colegios y universidades cambiarán para el 2022, seguramente primará la virtualidad y los grupos pequeños de clase; la movilidad seguramente tendrá que ser más inteligente, compartida tal vez, por horarios y habrá más bicicletas. Este virus al parecer tiene otra gran capacidad, la de querer quedarse con nosotros por largo tiempo, debemos seguir aprendiendo cómo convivir con él.

Hemos empezado entonces a construir sin darnos muchas veces ni cuenta una nueva realidad, hemos transitado hacia un universo que no conocíamos afrontando una realidad que no podemos cambiar. Se convierte en un problema colectivo, en una realidad cambiante que nos está obligando a co-evolucionar ante los cambios permanentes y dinámicos que pretendemos entender.

Frente a esta coyuntura no queda más que actuar, sin miedos y con tenacidad para entender y asumir nuestra nueva realidad; sobre el dilema que se ha generado entre salud y economía hay que tener claro  que, si bien ha existido un marcado afán en la apremiante necesidad de “volver a trabajar”, lo que no podemos permitir es que ningún huilense lo siga haciendo sin la debida bioseguridad. Nuestra «obligación moral» es seguir protegiendo a los trabajadores esenciales que siguen exponiéndose al trabajar en la primera línea de riesgo como enfermeras, médicos, policías y conductores, entendiendo que muchos aún hoy podrían morir

Finalmente, mencionar varias enseñanzas o saldos pedagógicos que podemos sintetizar hasta ahora por esta pandemia que nos involucra y nos pertenece a todos y nos seguirá afectando, incluso a los huilenses que están por nacer. En primer lugar, nuestra vulnerabilidad como seres humanos pues a pesar de todos los avances tecnológicos, la respuesta o medicina sigue siendo la misma que hace cien años: el confinamiento. En segundo lugar, aunque se reconoce como un problema global los problemas colectivos se están resolviendo localmente. Tercero, un duro cuestionamiento al sistema capitalista no será su fin pero si dejará muchas enseñanzas y, finalmente el hecho de que esta crisis va a durar varios años, ya hemos empezado a convivir con el virus pues al parecer, ni siquiera la vacuna ha podido ser una solución definitiva así que nuestra tarea consiste en seguir construyendo nuestra nueva realidad.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila 👋
¿En que podemos ayudarte?