En la noche de ayer, el peaje ubicado a la salida de Neiva en la vía que conduce al municipio de
Aipe fue quemado por un grupo de manifestantes, aunque el alcalde de los neivanos dialogó,
concertó, buscó salidas para evitar enfrentamientos con la fuerza pública, sin embargo esto no
fue posible por eso dijo que no tolerará más actos vandálicos.

DIARIO DEL HUILA, NEIVA
Por: Leidy Catalina Durán Vásquez
Fotos: Suministradas

El peaje de la salida de Neiva, en la vía que conduce a Bogotá la noche de ayer fue incinerado
por un grupo de manifestantes, funcionarios que laboraban en el peaje en medio de su
angustia y desesperación les tocó salirse por la tensa situación que se estaba viviendo.
Según algunos manifestantes cansados del excesivo cobro del peaje y las malas vías de este
importante corredor vial decidieron prenderle fuego en la noche de este martes.
A su vez el Alcalde de Neiva, Gorky Muñoz Calderón anunció en sus redes sociales que no
tolerará más actos vandálicos en la ciudad, aunque durante todo el día de ayer estuvo
buscando una salida pacífica que evitara la confrontación con la fuerza pública, dialogó con los
líderes la protesta, con camioneros, con estudiantes y les planteó la necesidad de buscar la vía
pacífica para evitar el uso de la fuerza pública pero sus intenciones han sido infructuosas.
Aunque resaltó que una gran parte de los manifestantes no cometen actos de vandalismo, sí
señaló que hay un grupo al interior de este movimiento que sí lo está haciendo y para ellos
caerá todo el peso de la ley y la mano dura de la fuerza pública.
En ese sentido anunció una recompensa de 20 millones de pesos a quienes ayuden a dar con el
paradero de estos vándalos y delincuentes que han protagonizado alteración del orden público
en los últimos días; al tiempo que les pidió a los marchistas pacíficos que denuncien a los
verdaderos responsables y no sean cómplices de ellos.
Recordar que desde el día el pasado lunes los manifestantes pretendían llegar al peaje, pero
debido a la intervención que hizo el Esmad no fue posible, sin embargo, ayer en un consenso
que realizó el alcalde de Neiva con los protestantes y el dio la orden de retirar el Esmad con el
único fin de que no harían actos vandálicos que luego se lamentarían, incumpliendo esto por
parte de la comunidad porque minutos más tarde el peaje se vio envuelto en llamas.
A su vez la policía metropolitana rechazó rotundamente este acto vandálico que realizaron
alrededor de unas 30 personas, y le pidió a la comunidad en general que denunciara a aquellos
sujetos que estaban empañando las marchas pacíficas que los demás realizaban.

Un bus quemado, otro atacado a tiros y una niña herida dejó incursión en vía Medellín – la costa