El 13 de octubre durante la apertura del Foro Educativo Nacional del MEN, el presidente Iván Duque hizo un llamado al retorno a las aulas, precisó que “el regreso a clases, además de ser un proceso satisfactorio para niños y maestros es vital para evitar que se profundicen las inequidades” Sin embargo, el Jefe de Estado omite que es necesario crear las condiciones necesarias para ese retorno.

Asimismo, expresó “La pandemia trajo consigo grandes cambios en nuestra cotidianidad y en la vida de cada uno de nosotros, la educación no fue la excepción, sin embargo, con el espíritu resiliente de los colombianos y el trabajo en equipo de los Ministerios de Educación y Salud nos adaptamos y salimos adelante”.

Como consecuencia de la pandemia es pertinente recalcar que la realidad de las instituciones educativas de todos los niveles en el país, no serán la misma en este retorno a la presencialidad y que para lograrlo tal y como lo considera el Presidente, es necesario destinar recursos financieros y de infraestructura.

Por ejemplo, según un reciente informe del Ministerio de Educación el 29.9% de la población estudiantil siguen sin asistir a las aulas, es decir casi 4 millones de niños y niñas sin ir a sus escuelas y colegios de acuerdo a un informe revelado por El Tiempo.

Del mismo modo sucede en Instituciones de Educación Superior, como la Universidad Surcolombiana que tuvo que posponer su regreso a clases presenciales para estudiar aspectos como el desarrollo de la pandemia y generar condiciones para la comunidad académica, como la adecuación de los salones y demás espacios con los respectivos protocolos de bioseguridad, la apertura del servicio de restaurante en todas las sedes, entre otros casos que de fondo requieren inversión económica.

¡Presencialidad sí, señor presidente! Una presencialidad que lleve de la mano al gobierno nacional, con un Plan de Retorno a las aulas que contemple inversiones a las instituciones educativas invirtiendo a la infraestructura física, aplicación de protocolos de bioseguridad, espacios comunes y fortalecimiento de conectividad para aquellas personas que en lo inmediato no puedan retornar, ya sea en la zona rural o urbana del país.

No más discursos con cifras redondas alrededor del Presupuesto General de la Nación. Presidente deje un país fortalecido, con condiciones adecuadas para el retorno a las aulas antes de salir de la Casa de Nariño.