Tinta fresca

 

Hoy es un día histórico para Colombia. En medio de la pausa que ha significado la pandemia para el mundo, para la economía y para la realidad de cada uno de nosotros, hoy miércoles 28 de abril, la crítica situación de nuestro país nos ha llevado a parar. Este cese de actividades que desemboca en una marcha de protesta, es la respuesta que, desde la gente del común, surge ante una reforma tributaria que avasalla contra todos.

Como artista y sobre todo como poeta, yo también saldré hoy a la calle. Y saldré con mis hijas y por ellas. Saldré porque soy una madre soltera que hace mercado y sé cuánto valen los huevos. Saldré a protestar porque vivo en una vereda donde mis vecinos son campesinos que sufren el incremento de los insumos para cultivar el arroz en sus parcelas. Saldré a la calle, porque en cada giro de la ruleta rusa encontramos un motivo para ver que no alcanza el salario. Saldré porque me molesta que crean que el pueblo solo piensa en San Pedro cuando la realidad es de hambre e inequidad. Saldré a la calle a protestar porque soy una artista y el arte y la cultura y la educación son nuestra principal arma de resistencia.

Con todo el distanciamiento, con todos los protocolos, con toda la bioseguridad, con toda la rabia de ciudadana, saldré a la calle. Una y otra vez.

DOCENA DE RAZONES

Intento meter una docena de camellos

por el ojo de una aguja

pero es más fácil

poner la desidia de mi pueblo

ante los doce arcángeles

sin que nada pase

 

Y si digo doce no es gratuito

Bíblico y metafórico

doce es un número capital

capaz de ordenar el universo

en la más clara perfección

de unidad cósmica

Doce estrellas doradas

cantan sobre el cielo de Europa

Doce signos zodiacales

señalan el destino del mundo

y los doce hijos de Jacob

son muestra de la totalidad

que encierra este par de números

tan pobres

diminutos

 

Doce meses

Doce apóstoles

Doce puertas de la Jerusalén celeste

Doce frutos del árbol de la vida

Doce hijos que parió la abuela

Doce novios que tuvo mi vecina

Doce huevos que compra un ministro

Mil ochocientas razones

para salir

doce veces doce

y gritar lo que un poema

también declara

lo que un poeta exige

 

Porque también tributa la poesía

y también come el poeta

El miedo a las palabras