Por: Jorge Eliseo Cabrera Caicedo

Los senadores Antonio Sanguino y Roy Barreras y el exconcejal Hollman Morris no tienen la razón cuando consideran que el reciente bombardeo en el Guaviare es un “acto criminal”, por tratarse de víctimas menores de edad, cuando el responsable de reclutar menores es Gentil Duarte “el disidente” de las F.A.R.C. alzado en armas. El hecho de tener en sus filas menores, no puede constituir una “patente de corso” para impedir la acción de las fuerzas legítimas del Estado para enfrentar al narco-terrorista que ha atacado a las fuerzas militares en más de un centenar de oportunidades.

El Ministro de Defensa ha asegurado que se cumplieron todos los protocolos establecido por el Derecho Internacional Humanitario y que “Son las disidencias de las F.A.R.C las que reclutan sistemáticamente a menores de edad para usarlos como escudos humanos”.

Es inconcebible la actitud de los referidos y del exconcejal, así como la de las personas que se oponen radicalmente a la fumigación de los cultivos ilícitos, aduciendo razones ambientales y de salud pública. De alguna manera estas personas son cómplices de los narcotraficantes y de los terroristas. Los colombianos debemos rodear a las autoridades legítimas del Estado en su acción frente a todos los grupos y sectores criminales que actúan por fuera de la ley, por el contrario, repudiar a quienes buscan favorecerlos.

De otro lado, debemos destacar cómo de manera virtual los candidatos presidenciales del Partido Conservador, Juan Carlos Pinzón, Juan Carlos Echeverry, Mauricio Cárdenas, Efraín Cepeda, David Barguil y el General Gustavo Rincón, han iniciado reuniones con concejales, diputados y dirigentes de las distintas regiones del país para, según el Presidente del Directorio Nacional Conservador “Analizar la problemática nacional , hablar sobre temas de economía, empleo, seguridad, medioambiente, que son aquellos aspectos que están preocupando a la ciudadanía colombiana”.

Ojalá los otros partidos que tienen el interés de conformar una gran coalición en la defensa de las instituciones democráticas y ajenas a las pretensiones populistas del movimiento “Socialismo siglo XXI” realicen, de igual manera, el ejercicio para encontrar el mejor candidato entre todos, y las mejores propuestas para el bienestar de los colombianos. UNIDAD NACIONAL.

ADENDUM: Condenamos la persecución y las amenazas de que han sido objeto los destacados periodistas Vicky Dávila y Claudia Gurisatti para quienes la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) solicitó la debida seguridad y protección.