Diario del Huila, Primer Plano

Por: Juan Manuel Macías Medina

Fotos: Guillermo Sambonny y Neiva Estéreo

Cerca de 200 familias tuvieron que abandonar el sitio que durante años fue su residencia, esto, debido a un proceso de desalojo que se venía adelantando desde el año anterior y que ayer, con agentes del Esmad se llevó a cabo. Las autoridades municipales de Garzón se refirieron al hecho que dejó sin un techo a gran cantidad de personas.

El alcalde del municipio, Leonardo Valenzuela, informó que el proceso de desalojo se venía adelantando desde el 2020 y tenía como objetivo recuperar terrenos privados que habían sido invadidos.

Algunas familias manifestaron no tener un sitio dónde pasar la noche

Algunas familias manifestaron no tener un sitio dónde pasar la noche

“La decisión de desalojar a las personas se tomó porque estaban invadiendo un terreno de propiedad privada, era una invasión ilegal. Desde el año pasado, se venía adelantando un proceso policivo el cual ordenó el desalojo”, aseguró el alcalde.

Según el mandatario, el proceso de desalojo se dio de manera legal, esto, debido a que tuvo varios recursos de reposición y tutela, los cuales avalaron el procedimiento.

“El proceso de desalojo que se presentó el año pasado tuvo recursos de reposición y apelación confirmando la decisión, y también, control constitucional porque tuvo acciones de tutela en contra del procedimiento”, aseveró.

Así mismo, el funcionario, indicó que el desalojo se da en aras de defender la propiedad privada, pues los lotes que habían sido ocupados por las cerca de 200 familias, ya tenían dueño.

Las autoridades manifestaron que el desalojo cumplió con todos los requisitos legales.

Las autoridades manifestaron que el desalojo cumplió con todos los requisitos legales.

“Llegó el momento y nosotros como administración estamos en pro de defender la propiedad privada y no permitir que estas situaciones atenten contra el patrimonio de cualquier persona en nuestro municipio”, reveló.

El dirigente, aseguró que en varias oportunidades, se intentó acceder a este sitio con el fin de caracterizar las personas que se encontraban invadiendo, sin embargo, no fue posible.

“En más de tres oportunidades se intentó hacer la caracterización de las personas que habitaban el lote y se opusieron, gran parte de estos lotes habían sido vendidos por personas inescrupulosas atentando contra la buena fe de muchos garzoneños que hicieron la compra de estos lotes”, indicó.

¿Dónde pasaron la noche?

Valenzuela, señaló que se estima que 200 familias hayan sido desalojadas, sin embargo, según el funcionario, la mayoría pasará la noche en lotes de su propiedad o en viviendas de algún familiar.

“Debido a que no se pudo hacer la caracterización, no se puede decir cuántas familias fueron desalojadas, pero se habla de más de 200 familias. La gran mayoría manifestaron que se van para algunos terrenos que tenían o para donde algún familiar, en el momento que se hizo el operativo quedaban muy pocas familias, gran parte de estas viviendas improvisadas estaban desocupadas”, agregó.

El representante de los garzoneños, informó que se dispuso de varios vehículos para trasladar las pertenencias de las personas que fueron desalojadas, sin embargo, debido a que algunas personas no eran propias de Garzón, no tenían a dónde pasar la noche.

Según la Personería Municipal, se dispuso de albergues y hogares de paso para personas que no tienen vivienda ni familiares en el municipio.

Según la Personería Municipal, se dispuso de albergues y hogares de paso para personas que no tienen vivienda ni familiares en el municipio.

“Se les permitió a las personas que fueron desalojadas que sacaran sus enseres, las lonas y tablas con la que habían construido sus viviendas. También se han puesto vehículos a disposición de estas personas para que hagan el traslado de los materiales. No todas las familias que habitaban estos terrenos eran de Garzón, había muchas que eran de departamentos como Caquetá, Putumayo, Cauca y Venezuela”, finalizó el mandatario.

Por su parte, el personero municipal de Garzón, Ronald Felipe González, informó que todos los organismos encargados de hacer valer los derechos de los garzoneños hicieron parte del procedimiento.

“Estuvimos desde la Personería, Procuraduría y la Defensoría del Pueblo, acompañando el proceso de desalojo policivo y hacer la entrega al propietario del predio. Estuvimos verificando que el Esmad hiciera uso de las armas autorizadas y que no hubiera armas de fuego”, sostuvo.

Así mismo, el Personero agregó que se hizo la caracterización de la población desalojada, con el fin de conocer la situación de aquellas que se encuentren en estado de vulnerabilidad.

“Hicimos el proceso de caracterización de la población víctima del conflicto armado y de las personas que requerían alguna atención en salud, así mismo, estuvieron las autoridades de Bienestar Familiar y Comisaría de Familia para verificar que no hubiera afectaciones en los menores”, resaltó.

La Personería indicó que el procedimiento se hizo bajo la normativa, con el fin de garantizar los derechos de las personas.

La Personería indicó que el procedimiento se hizo bajo la normativa, con el fin de garantizar los derechos de las personas.

Según González, para las personas que no tienen familiares en el municipio y que no tienen un lugar en donde pasar la noche, se dispuso de un rubro que les permitiría ser acogidos en lugares destinados para este fin.

“Desde el Ministerio Público, se hicieron los requerimientos para que se dispusiera un rubro para las personas que no tuvieran un lugar a donde ir, pudieran acudir a unos albergues y hogares de paso. Para esto, se va a hacer un recorrido por todo el municipio y así identificar a las personas que requieran una atención”, concluyó el Personero Municipal.

La voz de los desalojados

Mariela Oliva Gómez, mujer que resultó damnificada luego del desalojo, informó que no han tenido ningún acompañamiento por parte de las autoridades competentes luego del procedimiento que la arrancó de su morada.

“No hemos llegado a ningún acuerdo con nadie, ellos llegaron aquí y nos dijeron que vamos para afuera. Les hemos hecho el llamado al Personero y al Alcalde para que se presenten en el sitio y nos digan para dónde vamos a coger, pero nadie se ha presentado, nadie dice nada”, dijo en medio de la preocupación la mujer.

Según Gómez, en el terreno desalojado vivían varias personas en condiciones vulnerables, por lo que el desalojo puso en vilo su integridad, pues no tendrán donde pasar la noche.

“No han tenido en cuenta que hay muchos niños, personas enfermas y personas discapacitadas, nosotros somos desplazados y muchas somos madres cabeza de hogar. Si nosotros tuviéramos plata no estuviéramos pasando esta necesidad, hay personas que no tienen en dónde meter las cosas ni dónde pasar la noche”, enfatizó.

Mariela, contó que no se puso resistencia para abandonar los predios, sin embargo, si esperan una pronta solución al drama que tuvieron que vivir en la mañana de este miércoles.

“Estamos acá sentados porque nos dijeron que nos iban a trasportar las cositas que tenemos, lo que queremos saber es para dónde nos van a llevar, no queremos pelear y estamos en paz, pero necesitamos que nos den una solución hoy mismo, no tenemos comida ni dónde pasar la noche”, puntualizó la mujer.