Diario del Huila

El Papa a los jóvenes: “¿Qué huellas dejo yo en la vida?”

Ene 27, 2024

Diario del Huila Inicio 5 Actualidad 5 El Papa a los jóvenes: “¿Qué huellas dejo yo en la vida?”
Advertisement

El Santo Padre grabó tres videomensajes enviados a Edna, una joven portuguesa de 17 años aquejada de una grave enfermedad que no pudo participar en la JMJ de Lisboa; a María de la Conceição, de 107 años, a quien Francisco conoció en la Jornada; y a todos los chicos que viajaron al encuentro.

DIARIO DEL HUILA, REFLEXIONES

“Edna, yo me acuerdo de ti cuando viniste a verme”. Con estas tiernas palabras el Papa Francisco se dirige a la joven portuguesa de 17 años que atravesó una grave enfermedad que le impidió asistir a la JMJ. En un videomensaje, grabado durante una audiencia el viernes 26 de enero por la mañana con el Cardenal Américo Aguiar, obispo de Setúbal, Portugal, el Pontífice recuerda que la chica ofreció su padecimiento y sus dolores por la JMJ.

El Obispo de Roma le agradece este gesto y por seguir luchando. “¡Adelante, seguí adelante!”, la anima y le pide que continúe orando por tantos jóvenes que necesitan fuerza para seguir adelante. “No te olvides que tú eres uno de los pilares de la Jornada de la Juventud”, añade el Papa, bendiciéndola y exhortándola a que rece por él.

En otro videomensaje, Bergoglio saluda a la señora Maria da Conceição, que nació el 13 de mayo de 1917, día de las apariciones de la Virgen en Fátima, y de quien aún conserva un rosario. “A los ciento siete años usted está fuerte y (va) adelante”, dice Francisco. “No afloje, siga haciendo rosarios, siga rezando rosarios, siga sosteniendo a la Iglesia con su oración y con su alegría”, es su recomendación.

Y por último, el Santo Padre habla con picardía a los jóvenes: “Me dicen que a ustedes jóvenes hay que provocarlos, sino se van a dormir. ¡No! Dormidos no van ¿eh? Dormidos no van”, expresa.

“Panamá, Lisboa, Seúl, es todo un camino para vosotros”, comenta.

“Es un camino que ustedes van haciendo y un camino interesante que deja huella. Es importante dejar huellas en la vida, dejar algo que uno hizo”, prosigue.

“Que se pueda decir: ‘Acá pasó un joven y dejó esta huella’. Piensen esto un poquito: “¿qué huellas dejo yo en la vida?” Y vayan adelante, no se desanimen. Rezo por ustedes y les pido que lo hagan por mí. Que Dios los bendiga y la Virgen los cuide. ¡Chau!”.

«El amor es la razón primera de la existencia de la Iglesia». Así comienza el Papa Francisco en la carta La contraseña de la alegría publicada hoy por el diario La Stampa y dirigida a los jóvenes de todo el mundo para presentar Youcat, el Catecismo de la Iglesia católica pensado para las nuevas generaciones. El Pontífice aclara que el amor del que habla es el que Dios Padre alimenta por cada ser humano y que reveló al mundo a través de Jesús, pero hay también otra forma de amor de la que quiere hablar: el que nosotros, como creyentes, alimentamos hacia Jesús: «Él es el centro de nuestro corazón. ¿Cómo, en efecto, no sentir sentimientos de verdadero afecto hacia Aquel que nos ha hecho partícipes de un amor, el del Padre, del que es imposible imaginar uno más grande?», escribe el Papa. «El creyente es, por tanto, siempre un enamorado de Jesús. Así comprendemos la razón por la que la forma propia del hacerse cristianos es la del «encuentro».

Viaje apostólico a Portugal con ocasión de la XXXVII Jornada Mundial de la Juventud.

Puede leer: La película 40 días perdidos en la selva se estrena en marzo  

Ser cristiano: encontrar a Jesús y enamorarse de Él

Este es el corazón de la vida cristiana, según Francisco: el encuentro con Cristo y el enamoramiento de Cristo: «Nosotros, que ya somos adultos en la fe, no podemos dejar de hablar de Jesús -escribe a continuación-, no podemos dejar de presentarlo y no comprometernos a darlo a conocer a quienes aún no han tenido la oportunidad». Un encuentro, por tanto, que debe proponerse a los jóvenes también a través del catecismo: «Esta es la dulce alegría de la evangelización -explica el Papa-, la alegría de llevar al mundo entero el propio amor a Jesús». «Pues bien, este hermoso libro que ahora tienen en sus manos nace precisamente de un amor así; el amor a Jesús que los creyentes llevamos dentro», especificó Francisco.

Y hablando de la nueva versión del Catecismo, invitó «a leer este libro con confianza. Es más, me atrevo a decir: amen este libro, porque es fruto del amor».

«Youcat», un libro que habla de todos nosotros

Francisco recuerda también las palabras que Benedicto XVI escribió en el prefacio de la primera edición del Youcat: «Este libro es apremiante porque nos habla de nuestro propio destino y, por tanto, nos concierne a cada uno de nosotros de cerca -escribió-. Por eso les ruego: ¡estudien el catecismo con pasión y perseverancia! Estúdienlo en el silencio de su habitación, léanlo en dos, si son amigos, formen grupos y redes de estudio, intercambien ideas en internet. ¡Permanezcan en diálogo sobre su fe!». Una invitación que Francisco hace suya, recordando que todos necesitamos a Jesús: «No pierdan nunca la conexión con Él -continúa-, no sea que perdamos la conexión con nuestra historia personal y con la historia de toda la humanidad».

Francisco continúa su carta a los jóvenes desvelando el secreto para no perder nunca la conexión con Jesús, un secreto que ya desveló san Alberto Hurtado, un santo originario de Chile que en cada situación, ante una decisión que tomar o una elección que hacer, siempre se preguntaba qué haría Jesús en su lugar, en la escuela, en la calle, en la universidad o en el trabajo: «He aquí la contraseña para una vida verdaderamente viva y gozosa», dice el Papa, «mirar y juzgar lo que nos sucede y las decisiones que estamos llamados a tomar con los mismos ojos, con los mismos sentimientos, con la misma postura que encarnó Jesús».

Le puede interesar: ‘El bolero de Rubén’, el primer largometraje musical colombiano que llegará al cine

Advertisement

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila
¿En qué podemos ayudarte?