DIARIO DEL HUILA, PRIMER PLANO

Por: Brayan Sánchez

Debido a la falta de interés del Gobierno Nacional, ante las peticiones y reclamos que han manifestado diferentes sectores políticos y sociales, la ciudadanía neivana, ha decidido sumarse a esta gran manifestación nacional, hoy 20 de julio.

Debido a la gran coyuntura que ha vivido Colombia después del 28 de abril del presente año, la ciudad de Neiva vive un martes 20 de julio un poco inusual, las principales calles del municipio no se encuentran abarrotadas de personas a la espera de un desfile militar, sino, multitudinarias marchas convocadas por diferentes sectores como la ADIH, la CUT, El Comité de Paro, entre otros, dirigiéndose al Parque Santander, punto de concentración de estas movilizaciones.

Desde El Comité del Paro de la capital opita, están programadas dichas concentraciones para las horas de la mañana del día hoy, cabe mencionar que son más de 4 puntos de encuentro, siendo el principal el puente El Tizón, renombrado como “El Puente De La Resistencia” ubicado en inmediaciones de la Universidad Surcolombiana (Usco).

“Desde el Comité de Paro de Neiva que es un escenario de articulación, se tiene previsto una movilización que inicia desde ‘”El Puente de la Resistencia” hasta El Parque Santander, invitamos a la población a reunirse allí desde las ocho de la mañana para dar inicio aproximadamente a las 9:30 de la mañana a esta gran movilización” expresó Juan Pablo Tovar, secretario de Organización y Planeación de la CUT.

Asimismo, las razones por la cual dichas personas, que han decidido asistir a esta gran movilización convocada por diferentes sectores, delegaciones y comités desde hace varios días, son múltiples, una de ellas, es que, expresan que El Gobierno Nacional, se ha negado tanto a escuchar cómo ha negociar con las diferentes entidades y demás. Por ende, apelan que los acuerdos pactados se cumplan, generando así condiciones reales y concretas para el ejercicio de la soberanía nacional y la autodeterminación como sociedad.

“El magisterio de Colombia y el del Huila tienen muchos motivos para la movilización del 20 de julio. 1. Acelerar las negociaciones del gobierno con el comité de paro. 2. Mejorar la atención en salud del magisterio y se contrate la seguridad y riesgo en el trabajo 3. Vacunación universal para la comunidad educativa contra el Covid-19. 4. Lucha contra la corrupción. 5. Mejores condiciones en las instalaciones educativas, con agua potable, electricidad, baterías sanitarias y lavamanos suficientes, se requiere personal de aseo y desinfección, maestros de apoyo, conexión de internet suficiente y eficiente como un derecho universal 6. Mejoramiento del complemento alimenticio para los estudiantes de calidad y nutritivo. Transportes escolares. 7. El presionar y amenazar para que se dé un retorno a la presencialidad sin haber las condiciones y llevar a un suicidio masivo. 8. El de denunciar que los ministerios de Salud y Educación y la Procuraduría General están en virtualidad, pero si quieren que los niños y jóvenes, maestros, rectores y personal administrativo si trabajan presencial. En resumen, que el gobierno cumpla con los acuerdos firmados con FECODE en el 2019 y de salidas efectivas al presentado en el 2021, que se fundamenta en que la educación efectivamente sea un derecho humano y que su financiación y administración por parte del Estado lo garantice.” manifestó Ana Patricia Polanía, presidenta de la Asociación De Institutores Huilenses (ADIH).

Por tanto y a pesar de los más de dos meses de protestas jóvenes, adultos y comunidad pertenecientes y participes de las actividades en el marco del Paro Nacional 2021, ratifican las constantes vulneraciones de los derechos humanos, los asesinatos, las desapariciones, los detenidos y los abusos policiales a nivel nacional y departamental son un motivo más para salir a las calles, a exigir debidas garantías para la protesta social, que se han venido presenciado en la ciudad desde el pasado 28 de abril del presente año.

“Nos movilizamos, porque dentro de estas hay un panorama de flagrante vulneración de los derechos humanos en el marco de la protesta; los asesinatos, los desaparecidos, detenidos, etc. Todo esto en el marco de ausencia de garantías para la protesta social, además, nos movilizamos ratificando también la decisión de querer seguir impulsando transformaciones profundas en el país que se requieren para que se garanticen los derechos sociales, asimismo,  una reforma estructural a la policía y seguir caminando junto con muchos ciudadanos en función de plantear ideas para que así Colombia sea un país distinto, eso es lo que en esencia también se espera ratificar que este 20 de julio donde va a haber un nuevo periodo del congreso nuevamente se presentarán un sin número de proyectos que conociendo el talante del neoliberalismo no creemos que sea en función de beneficiar al pueblo por todos estos motivos nos movilizamos” dijo Juan Pablo Tovar, Vocero Comité de Paro Neiva.

De igual forma, otra de las grandes preocupaciones que se vive actualmente en el departamento del Huila es la ausencia de las mesas de diálogo, ya que, el actual Gobierno Nacional desconoce la importancia del Comité Nacional de Paro, por ende, desde que no exista como tal un acuerdo y el cumplimiento de los mismos, comités, entidades y demás citaran a nuevas movilizaciones.

“El gobierno ha querido desconocer la importancia del Comité Nacional de Paro, ha buscado quitarle a la base popular anunciando beneficios como si fuera por la bondad del presidente. No hay mesas de negociaciones, no hay garantías para el ejercicio de la protesta social ni la mesa de negociación, el gobierno de Iván Duque ha dado un tratamiento de guerra y de enemigo interno al conflicto social que vive el país. Es una muestra de los intereses que representa el gobierno, lo cual rechazamos como ADIH-FECODE-CUT Y CNP. El gobierno ni dialoga ni negocia… por eso continuamos en pie de lucha” enfatizó la presidenta de la ADIH.

Al hablar de manifestaciones y protestas sociales, la ciudad de Neiva no es ajena al vandalismo, por ende, los líderes y personas que convocaron esta multitudinaria protesta, manifiestan que cuentan con la ayuda de la administración pública y personal de los derechos humanos, para prevenir incidentes que opacan el buen desarrollo y comportamiento de los manifestantes en general.

“Siempre cuando se hacen las movilizaciones se organizan también o se hace un ejercicio o una estrategia para evitar que la situación se salga de control que gracias a través de líderes y  grupos que salen a manifestarse, además, junto a las personas de derechos humanos en coordinación con la administración local se procura al máximo evitar que puedan suceder cosas que desvirtúen el ejercicio de la movilización y se presenten situaciones complejas de orden público”, expresó Juan Pablo Tovar, Vocero Comité de Paro Neiva.

Ahora al hablar del impacto social que ha generado El Paro Nacional, ha sido significativo, ya que, al transcurrir el tiempo toma más fuerzas, se suma más población apoyar diferentes causas mediante expresiones artísticas, asambleas, pedagogías y demás en la ciudad de Nieva.

“El impacto social de estas protestas han sido muy significativas, seguimos observando que la gente sigue apoyando estas expresiones de movilizaciones que ha tenido diversas formas vemos que al pasar el tiempo por ejemplo acá en Neiva la protesta será desde expresiones artísticas, asambleas en fin un sin número de escenarios, donde la gente tiene la posibilidad de a través de un lenguaje distinto conocer la razón por la cual la gente se mantiene, creo que ha sido un impacto demasiado importante, por sobre todo en función de que la ciudadanía asuma el ejercicio de la participación y definición del rumbo del país” destacó Pablo Tovar, secretario de Organización y Planeación de la CUT.

La situación actual del país, es el clamor de un pueblo que sufre, que lucha por reivindicaciones para millones de colombianos que mueren de hambre, que están sin empleo y en condiciones poco dignas y humanas. Es el momento de la solidaridad.

“Muchos jóvenes están sacrificando su vida que es lo único que les queda para luchar por un empleo, por educación, para ser tenidos en cuenta de manera efectiva, no con distracciones en inoperantes consejos juveniles que es lo que propone este gobierno para conjurar el estallido. Solo le pido al pueblo colombiano, solidaridad, comprensión y compromiso, que unidos somos más y que si es posible soñar con un país justo, libre, digno y soberano para nuestros hijos. Lo que ha pasado en el país es fundamental para elevar el nivel de conciencia, pues no volverá a ser el mismo después las movilizaciones del año 2019, de la crisis económica profundizada por la pandemia que se origina desde el año 2020, con las movilizaciones y protestas del 2021”, indicó Patricia Polanía, presidenta de la ADIH.

Debido a la gran coyuntura que ha vivido Colombia después del 28 de abril del presente año, la ciudad de Neiva vive un martes 20 de julio un poco inusual.