Diario del Huila

No poder pagar, mayor preocupación de 88% de consumidores

Nov 23, 2021 | 0 Comentarios

Diario del Huila Inicio 5 Informe 5 No poder pagar, mayor preocupación de 88% de consumidores

DIARIO DEL HUILA, INFORME

Rolando Monje Gómez

Fotografías: José Rodrigo Montalvo

La pérdida de empleo y la reducción del salario y de las horas de trabajo siguen siendo las principales causas del cambio de ingresos. La preocupación de los consumidores afectados por la capacidad de pagar obligaciones sigue siendo alta. El mayor en número de consumidores con cuentas abiertas y activas se observó en los créditos de libre inversión y en los créditos de vivienda.

En el tercer trimestre de este año se recuperó el número de consumidores que cuentan con al menos un producto de crédito en el sector financiero, según un estudio entregado por TransUnion, llegando a los niveles que se observaban antes de la pandemia. En dicho periodo se observaron 13,6 millones de usuarios, en comparación con los 13,2 millones registrados en el mismo periodo de 2020.

La encuesta explica cómo las finanzas personales de los consumidores se han visto afectadas por la pandemia del Covid-19, midiendo los cambios en las actitudes y el comportamiento de los consumidores en función de la dinámica del ingreso, la deuda y el robo de identidad. Los análisis y las perspectivas informan la toma de decisiones para empoderar a los consumidores y ayudar a las empresas a crear oportunidades económicas para sus clientes.

En el tercer trimestre de 2021, el 50% de los consumidores colombianos indicaron estar siendo impactados financieramente debido al Covid-19, una disminución de 9 puntos desde el segundo trimestre de 2021. Sin embargo, un mayor porcentaje de consumidores espera que los ingresos de su hogar se vean afectados negativamente por la pandemia en el futuro: 45% en el tercer trimestre de 2021, frente al 32% en el segundo trimestre y el 29% en el primero.

En comparación con el segundo trimestre de 2021, un porcentaje menor de consumidores encuestados se definió como esperanzado (sus ingresos familiares han disminuido, pero creen que sus finanzas se recuperarán), así como en el limbo (sus ingresos familiares han disminuido y no están seguros o dudan de que sus finanzas se recuperen) en el tercer trimestre de 2021. En particular, el 50% se definió como esperanzado (frente al 53% del segundo trimestre), mientras que el 31% se definió como en el limbo (frente al 33% del segundo trimestre).

La pérdida de empleo y la reducción del salario y de las horas de trabajo siguen siendo las principales causas del cambio de ingresos. En particular, el 44% de todos los consumidores encuestados en el tercer trimestre de 2021 afirmó que alguien de su hogar había perdido su empleo (frente al 41% en el segundo trimestre y el 36% en el primero), mientras que el 28% indicó que alguien de su hogar había visto reducido su salario y el 21% había sufrido una reducción de las horas de trabajo.

Asimismo, un mayor porcentaje indicó que alguien de su hogar era propietario de un pequeño negocio que tuvo que cerrar o en el que se agotaron los pedidos debido a restricciones impuestas por el Covid-19 (16%, frente al 10% del segundo trimestre), y un menor porcentaje inició un nuevo trabajo o actividad generadora de ingresos (15%, frente al 18% del segundo trimestre).

La preocupación de los consumidores afectados por la capacidad de pagar obligaciones sigue siendo alta: el 88% de los consumidores cuyos ingresos han disminuido se mostró preocupado, mientras que el 50% espera no poder pagar al menos una de sus obligaciones actuales en su totalidad (un poco menos que el 90% y el 51% en el segundo trimestre, respectivamente).

Para aquellos cuyos ingresos familiares se ven actualmente afectados negativamente, planes para pagar sus obligaciones actuales incluyen: refinanciar o renegociar los pagos/tasas actuales (35% en el tercer trimestre, frente al 26% en el segundo), pagar una cantidad parcial (32% en el tercer trimestre, frente al 22% en el segundo) y utilizar dinero de sus ahorros (31% en el tercer trimestre, frente al 36% en el segundo).

Inclusión financiera

De acuerdo con la investigación, los microcréditos, tarjetas y créditos personales son los productos más populares entre los consumidores nuevos al crédito.

El mayor en número de consumidores, crecimiento anual, con cuentas abiertas y activas se observó en los créditos de libre inversión y en los créditos de vivienda, con alzas de 7,8% y 5,2% respectivamente, seguido de los microcréditos, con un aumento de 3,3%, lo cual es una señal positiva, pues los consumidores con este tipo de producto experimentaron una disminución significativa en el acceso al crédito durante la pandemia.

También se evidenció que el acceso al crédito para los consumidores nuevos aumentó de manera significativa en los primeros nueve meses de 2021, cuando se llegó a 1,1 millones de usuarios, es decir, se registró un aumento de 36% frente al mismo periodo de 2020, mientras que hubo una contracción de 3% comparado contra 2019.

Los montos de los nuevos créditos de libre de inversión aumentaron un 32% año contra año, un aumento que se observó en todos los niveles de riesgo, lo que, según TransUnion, indica que los consumidores pueden estar buscando formas más asequibles de financiar sus compras.

Mientras que el 63% de todos los consumidores encuestados piensa que el acceso al crédito es importante para poder alcanzar sus objetivos financieros, el 43% declaró que actualmente tiene suficiente acceso a los productos de crédito (frente al 29% en el segundo trimestre).

El 48% de los consumidores encuestados se planteó solicitar un nuevo crédito o refinanciar el existente, pero finalmente decidió no hacerlo. Entre ellos, el 17% creía que su solicitud sería rechazada debido a su historial crediticio, mientras que el 27% creía que esto ocurriría debido a su situación de ingresos/empleo (relativamente sin cambios con respecto al segundo trimestre).

El 51% de los consumidores encuestados tiene previsto solicitar un nuevo crédito o refinanciar el existente en el próximo año (frente al 42% en el segundo trimestre). Los principales tipos de crédito que los encuestados dicen que van a solicitar nuevos créditos personales (50%) y nuevas tarjetas de crédito (27%).

Aunque el acceso al crédito se recuperó, las entidades financieras se mantuvieron conservadoras con las nuevas líneas de tarjetas de crédito, pues estas cayeron 21% anual en julio de este año.

Ese mismo comportamiento se presentó en los consumidores, que disminuyeron el gasto en tarjetas de crédito. De los 8,1 millones de consumidores que tenían una tarjeta de crédito en el tercer trimestre de 2021, el 76% tenía saldo, en comparación con el 78% en el tercer trimestre de 2020. Además, la utilización promedio de las tarjetas disminuyó 32% en el tercer trimestre.

De hecho, el Consumer Pulse, que realiza la compañía, confirmó que los consumidores están reduciendo sus gastos. Entre los usuarios que se han visto afectados financieramente por la pandemia, 86% indicó que tuvo que reducir el gasto de su hogar durante los últimos tres meses, frente 82% en el segundo trimestre de 2021.

El 64% de los consumidores encuestados está preocupado por la tasa de inflación actual, y el 77% está modificando su comportamiento de compra a causa de la inflación.

En el tercer trimestre de 2021, el 27 % de los consumidores indicó que habían sido objeto de fraude digital en los últimos tres meses. Entre los afectados, las estafas de vendedores de terceros en sitios web legítimos de venta en línea parecen ser las estafas más comunes (38 %).

Indicador IIC

La entidad también publicó los resultados de su Indicador de la Industria de Crédito (IIC), que aumentó siete puntos anuales al cierre del tercer trimestre, alcanzando el nivel de 100 en septiembre de 2021, lo cual está por debajo de los niveles previos a la pandemia, pues en septiembre de 2019 el indicador se situó en 114.

No obstante, la mejora del indicador contra 2020 se explicó principalmente por un aumento en la oferta de crédito. Las originaciones, que son una medida de las nuevas cuentas abiertas en función de la oferta y la demanda, aumentaron 75% anual en julio de 2021, aunque se mantuvieron 15% por debajo de los niveles de 2019. Este aumento estuvo jalonado por las tarjetas de crédito y los créditos de libre inversión, que registraron alzas de 211% y 98% respectivamente.

En julio de 2021 los nuevos créditos de vivienda, de vehículos y libre inversión se encontraban por encima o cerca de los niveles de originación prepandemia de julio de 2019.

Los principales tipos de crédito que los encuestados dicen que van a solicitar nuevos créditos personales (50%).

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

Península Bosque Residencial

Península

Nuevo apartamento modelo, visítenos en la Calle 8 # 50- 61 Neiva

Tal vez te gustaría leer esto

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.