La superestrella de la gimnasia, la estadounidense Simone Biles, explicó que su retirada este martes del concurso por equipos femeninos de los Juegos Olímpicos de Tokio2020 se debió a «demonios en la cabeza» y señaló su intención de cuidar su «salud mental».

«Desde que entró al tapiz, estoy yo sola con mi cabeza, tratando con demonios en mi cabeza (…) Debo hacer lo que es bueno para mí y concentrarme en mi salud mental y no comprometer mi salud y mi bienestar», explicó a la prensa.

Días atrás, la gimnasta ya había avisado de la presión que venía sintiendo. «A veces realmente siento como si tuviera el peso del mundo sobre mis hombros», aseguró, añadiendo que «sé que lo olvido y parece que la presión no me afecta, pero a veces es difícil hahaha!».