DIARIO DEL HUILA, PRIMER PLANO
Por: Brayan Smith Sánchez

Docentes del colegio Claretiano jornada oficial, realizaron un plantón en las instalaciones con el fin de exponer las diferentes situaciones que enfrentan actualmente, entre ellas la falta de pupitres y otros elementos esenciales. Por otra parte, el secretario de Educación ha manifestado que se han destinado 160 millones de pesos, permitiendo dotar al colegio.

Los docentes de la Institución Educativa Claretiano Gustavo Parra, de la jornada oficial, en horas de la mañana del día de ayer, realizaron un plantón en las instalaciones educativas, para manifestar su descontento y malestar con temas relacionados a la jornada única, falta de garantías, pocos pupitres para los alumnos y demás.

“Los maestros protestamos porque desconocen nuestros proyectos educativos que hemos realizado con los estudiantes. Desde un escritorio están determinando lo que va pasar con nuestra institución, están determinando el rumbo de una comunidad educativa desconociendo casi totalmente la historia nuestra. Estamos protestando porque tenemos una planta física sin dotación porque nos están exigiendo una jornada única sin condición,
además, quieren llevarse a nuestros estudiantes como si fueran objetos y son personas muy valiosas, por eso estamos protestando porque realmente sentimos que nos están desconociendo”, expresó Lucy Cerquera Olaya, docente de la institución.

Por ende, añaden que el actual panorama es muy poco alentador, “contamos con una muy bonita planta física, pero sin dotación. Están exigiendo la implementación de la jornada única desconociendo nuestro contexto y desconociendo los requisitos de ley que es una implementación gradual de una autonomía”, indicaron los maestros.

Jornada única

Según los docentes, si se implementaría la jornada única en la institución educativa, serían trasladados estudiantes propios a otros colegios de la zona, lo cual ha generado controversia y disgustos por dicha acción tomada por las autoridades competentes.

“Al tener jornada única, nos quedan 440 estudiantes por fuera, porque un comité de
cobertura ha decidido, entonces ellos deben ir a otras instituciones, son estudiantes que se han matriculado en nuestra institución. Los padres de familia quienes son los que eligen el tipo de educación que quieren para sus hijos optaron por el colegio Claretiano Gustavo Torres Parra entonces están desconociendo ese derecho que ellos tienen y que está claramente consagrado en el artículo 26 de la declaración universal de los derechos humanos”, enfatizó Jairo Herrera, orientador escolar.

Cabe mencionar, que actualmente las instalaciones cuenta con la planta de docentes completa, sin embargo, al implementarse la nueva metodología harían falta alrededor de 12 docentes, “si el gobierno pretende llevar esta implementación, hay que hacer un alto para alistamiento, capacitación a los docentes, además, nos tendría que enviar profesores especializados porque la mejor institución educativa merece los mejores docentes y además porque tenemos excelentes en Neiva, no de contratista ni de horas extras porque ellos no le pagan a tiempo y queremos calidad”, indicaron.

‘Estamos de acuerdo con la jornada única, pero como debe ser’

Falta de elementos

Otra de las situaciones que se está presentando en el Claretiano, es la falta de pupitres para los estudiantes, comenta el docente Herrera que se ha venido implementando un proceso de alternancia metódico, regulado y progresivo con alumnos de preescolar donde hay cuatro salones burbujas con capacidad de 10 estudiantes.

“Para la secundaria no, porque no tenemos un solo pupitre, a pesar de que un padre de familia ganó la tutela y la Secretaría de Educación no ha querido atender este llamado al padre de familia que tuteló el derecho a tener una educación pública digna y con las condiciones específicas, por lo tanto, la alternancia no se ha hecho en la secundaria en la media y en la básica”, agregó.

La cafetería es otro de los sitios donde hacen falta varios elementos esenciales para su utilidad, “el restaurante no puede funcionar porque no tiene vajilla, no tiene congeladores, no hay jefe de cocinas ni manipuladoras y si pretenden que haya jornada única para alimentar 1600 estudiantes, entonces hay desabastecimiento que afecta de una u otra forma el desarrollo escolar”, dijeron los profesores.

“si alguien visita el colegio va a encontrar unas aulas vacías, están los escritorios que
estamos utilizando los maestros quienes estamos haciendo las clases virtuales desde la planta física”, comentarios expuestos por los docentes. El docente Herrera expresó lo importante que son las vías alternas para la libre movilidad, debido a que, “no le hicieron vía de acceso, no tiene vías de penetración, no hay calles alternativas y esa parte es delicada porque cuando llegan los padres se forma un embotellamiento”.

Los padres de familia, esperan que se solucionen dicho inconvenientes para que así tanto profesores como estudiantes vuelvan a la presencialidad educativa como lo están viviendo varios colegios públicos de la ciudad de Neiva, “soy una madre de familia preocupada, porque ya sabemos que en el departamento del Huila ya hay alternancia educativa y, en el colegio Claretiano no lo han hecho como tal debido a la falta de dotación de pupitres y restaurantes a pesar de que ganamos la tutela aún eso no se ha resuelto”, mencionó
Helida, madre de familia.

¿Qué dice el secretario de Educación?

Por ello, Diario del Huila dialogó con el secretario de Educación del municipio, Giovanny Córdoba Rodríguez, quien expresó que “se invirtieron más de 1.500 millones de pesos por parte de esta administración, en esta vigencia dado que la obra fue contratada a un 90%.

Esos recursos fueron para senderismo, en cierre perimetral o cerramiento, para hacer una placa para la atención en el nivel de los niños de preescolar y otras obras más”.
Por último, se refirió a la dotación de elementos donde manifestó que, “hemos destinado 160 millones de pesos que nos permite dotar al colegio Gustavo Torres Parra, en pupitres,

está dotación fue posible gracias a la gestión de los recursos del fondo de mitigación de emergencia que puede ser utilizado para la dotación, construcción y todo lo que tenga que ver con la mitigación de los impactos del Covid-19, para garantizar la presencialidad”.

Profesores, padres de familia y estudiantes esperan una pronta solución.