Categorías: Opinión

Asesinos silenciosos

Carlos Eduardo Trujillo

Asesinos silenciosos, fue la expresión que utilizó la persona que iba a mi lado, momento en que conducía y veníamos de pasar un caluroso día, tal vez un poco cansados, pero felices de haber disfrutado de una faena de trabajo en el campo, alejados de la contaminación, con el suficiente distanciamiento social, pero con la preocupación de escuchar en la radio, así como poder ver en redes sociales, noticias, cifras y estadísticas que daban razón del comportamiento e incremento exponencial que por estos días tiene la pandemia.

Al escuchar la expresión “asesinos silenciosos”, creí que él, tal vez había visto algunos de los sospechosos que ya la gente en el pueblo señalan como los causantes de la otra pandemia que azota al departamento del Huila, el abigeato que al igual que el COVID,  crece y crece cobrando víctimas y tiene en jaque la economía de tantas familias afectadas que encuentran en los potreros, sus vacunos destrozados e incluso con el dolor de ver a sus crías botadas y en manos de las aves de rapiña, como consecuencia de la muerte causada con el fin de hurtar su carne y distribuirla en las famas donde no existe el control, control que al parecer es solo hecho y exigido de manera exclusiva para los propietarios que venden sus semovientes para cubrir sus deudas o demás necesidades.

Seguimos avanzando por la vía donde al lado y lado se ubican negocios como cantinas y billares, en ese momentos el volvió repetir: “asesinos silenciosos” momento en el que iba conduciendo y con los ojos puestos y total concentración,  a raíz que en ese momento al parecer había piques o competencia entre motociclistas que andaban en sus ruedas traseras, zona donde recientemente como consecuencia de dicha práctica murió un apreciado joven que lloró casi todo el pueblo, entonces creí que se refería a ellos.

Seguí conduciendo, lo hacía muy despacio, a raíz del alto tráfico que había en el momento, no habíamos avanzado mucho y el volvió a repetir: “asesinos silenciosos” entonces sin preguntar, pero creyendo que se refería o tal vez había visto o sabia de algún miembro de los sicarios que se disputan territorios para la venta de alucinógenos le dije, “últimamente han asesinado mucha gente en este pueblo” y entonces él respondió “y  todos los que nos podremos morir por culpa de esos asesinos silenciosos”.

Como varias veces había dicho, “asesinos silenciosos” y sabiendo yo, de su forma prudente de habar, pero con lo último que había manifestado, le dije: ¿qué pasa? ¿Qué sabe usted? él me dijo, “Lo que usted y todos sabemos y vemos, la actitud irresponsable de la gente con la cual se convierten en asesinos silenciosos. Él tiene razón, venía observando que, en cada local o negocio abierto, donde vendían bebidas, jugaban billar, aquellos que caminaban en las aceras, los que iban en motocicleta y otros tantos, que no guardaban distancia al habar, tomaban trago en una misma botella y que en el recorrido descrito, observo que nadie tenía tapabocas, o tal vez lo portaba en la “cumbamba”.

Si, esos “asesinos silenciosos” a quien se refirió mi acompañante, los que han celebrado sin control los partidos de futbol, asistido a las rumbas clandestinas, celebraron de manera irresponsable la navidad y la llegada del año nuevo; así como los que han tenido el virus y han logrado superarlo o tal vez, por sus síntomas saben que lo portan y hoy se creen invencibles andando como si nada pasara, sin las mínimas medidas;  ellos deben recordar que el virus no perdona, que no distingue clase social y que si actúan de forma irresponsable y mezquina, podrán ser asesinos silenciosos, tal vez de su propia madre. Al Gobernador y alcaldes, exigencia en ejercer la autoridad, imponer el orden y disciplina; no olviden, primero la vida.

DHWeb

Compartir
Publicado por
DHWeb

Entradas recientes

A la hora de pagar las deudas, primero está la vivienda

  En medio de la pandemia, los colombianos dieron prioridad a los pagos de los…

2 horas hace

A los bloqueos se suma el incremento del precio de insumos agrícolas

  Incertidumbre por el incremento de los precios de los insumos que se afectan con…

2 horas hace

Margie sueña con tener su propia cafetería

  Margie Soto Rivera llegó desplazada a Neiva. Hoy, tiene un negocio de buñuelos y…

2 horas hace

Terminal de transportes de Neiva, aunque está abierta no tiene despachos a ningún destino

  Uno de los sectores más afectados desde el pasado miércoles 28 de abril con…

2 horas hace

Detectan por primera vez una invasión de camalote en el río Guadalquivir

  Así lo ha indicado a Efe el profesor de Biología Vegetal y Ecología de la Universidad…

2 horas hace

Costo de vida creció 0,62% en Neiva

En abril de 2021 la variación mensual del IPC fue 0,59%, la variación año corrido…

3 horas hace