Diario del Huila

Amanita, reutiliza el aceite de cocina en productos amigables con el medio ambiente

Ene 10, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Huila emprendedor 5 Amanita, reutiliza el aceite de cocina en productos amigables con el medio ambiente

DIARIO DEL HUILA, HUILA EMPRENDEDOR

Por: Rolando Monje Gómez

Fotografías: Suministradas

Este emprendimiento nació en 2016, de la mano de Nany Marcela Lizcano Gutiérrez y Jorge Luis Trujillo Artunduaga, quienes con mucho sacrificio han logrado ir consolidando Amanita, una empresa amigable con el medio ambiente, y que ofrece productos de gran calidad.

Nany Marcela Lizcano Gutiérrez y Jorge Luis Trujillo Artunduaga, son una pareja de esposos, ingenieros industriales y de sistemas, respectivamente, que a través de estudio e investigación lograron darle una nueva vida al aceite de cocina usado, creando productos para el aseo del hogar y personal, que además de ser naturales son amigables con el medio ambiente.

Amanita es el nombre de este emprendimiento que nació oficialmente en 2016 y que con el pasar de los años, se ha ido consolidando por la calidad de sus productos, por lo que ya cuentan con un buen número de clientes fieles a lo que ellos ofrecen.

¿Cómo se llama el emprendimiento?

Amanita, es el nombre de una especie de hongo de color rojo y puntos blancos que, a propósito, es demasiado fuerte, sobrevive a cambios de temperatura extremas e incluso extensión de su hábitat. Como forma gramatical «AMA» quiere decir amor de madre en nuestro caso amor de la madre tierra y «NITA» don de Dios, ese don que él nos dio para poder fabricar con nuestra mente y manos productos que cuidan del ser humano y del planeta.

¿Cómo iniciaron con el emprendimiento?

Soy ingeniera ambiental y un día, trabajando en el 2016, me preguntaron qué se hacía con el aceite usado de cocina para no tirarlo por el sifón del lavaplatos y, a la vez, en ese momento teníamos un cultivo de sábila con el que no sabíamos qué hacer para aprovecharlo, así que empecé a leer e investigar qué podía hacer con ese aceite y descubrí qué se podían hacer jabones y en ese proceso podía aprovechar la sábila que tenía, ahí empieza un largo proceso de estudio para aprender más sobre el tema e ir poniendo en práctica todo lo que aprendía; en ese proceso duré casi dos años hasta que por fin logré sacar dos productos iniciales: un jabón lavaloza desengrasante hecho con aceites usados, limón y aloe vera y un jabón cosmético, con aceites vegetales pero vírgenes, aloe vera y caléndula.

¿Qué productos o servicios ofrecen?

Formulamos y fabricamos productos para el cuidado del hogar como jabón lavaplatos, jabón lava ropa, jabón para mascotas y una línea de cuidado personal como desodorante, jabón cosmético, champús sólidos o en barra, para no usar botellas plásticas y desmaquillante natural.

¿A qué grupo objetivo van dirigidos los productos que ofrecen?

Principalmente para mujeres, aunque con el tiempo hemos ido creciendo y hemos llegado a muchos hombres, lo que tienen en común estos hombres y mujeres es que son personas con conciencia ambiental y que aman los productos naturales y de calidad.

Amanita, reutiliza el aceite de cocina en productos amigables con el medio ambiente

Champús sólidos de Amanita, que ahorran el envase plástico.

¿Cómo se dan a conocer?

El primer año, donde nos lanzamos como empresa ya legalmente constituida, fue en el 2018, participamos en muchas ferias en la ciudad de Neiva y programas de la Cámara de Comercio como Empréndelo, eso nos impulsó mucho porque conocimos muchas personas a las que les encantó lo que hacíamos y empezó el voz a voz, ya que hacíamos productos que en ese momento no eran tan comunes en el país y menos en nuestra ciudad. Lo que más llamó la atención, era el proceso y la campaña que teníamos con la transformación y aprovechamiento del aceite usado de cocina, entonces ganamos mucho reconocimiento, pudimos salir en periódicos locales, revista Dinero, los cuales nos dieron a conocer, incluso a nivel nacional.

¿Atienden en un lugar físico, domicilios, redes sociales?

Inicialmente éramos únicamente una empresa digital, estábamos solo en redes sociales, pero después de la pandemia, en donde pudimos crecer bastante, logramos estar muy fortalecidos en estos canales de distribución digital y además abrir nuestra planta de producción junto con nuestra primera tienda física en Neiva, en la avenida Circunvalar # 9-24, diagonal al monumento El Mohán. También tenemos un programa que se llama Aliadas Amanita, en donde mujeres venden por catálogo digital o en sus tiendas físicas nuestros productos en otras ciudades como Garzón, Pitalito, Florencia, Yumbo, Medellín, Bogotá, Cali y Armenia.

¿Los servicios los ofrecen personalizados?

En temas de asesoría a nuestros clientes siempre es personalizada, porque todos tienen diferentes necesidades y procuramos atender a cada uno siendo conscientes de que no es una tarea fácil.

¿Qué diferencia a su empresa de otras similares?

En Amanita hemos procurado siempre ser diferentes desde que formulamos nuestros productos y aunque hemos sufrido mucho por la cantidad de personas que han copiado, desde la apariencia de nuestros productos hasta la forma como mostramos nuestra marca, nos hemos enfocado en darle una personalidad única a la marca. Amanita es una mujer irreverente, original, sobria, descomplicada, ecológica y saludable que se percibe en la fotografía de nuestros productos, además que todos ya nos conocen como los primeros en el Huila que transformaron aceite usado de cocina en jabón.

¿La pandemia fue un plus para el tipo de servicios que ofrecen?

Si totalmente, aunque suene un poco raro la pandemia nos ayudó a crecer, las personas en casa querían más cuidado personal, productos que los hicieran sentirse responsables con su consumo y salud y todo el tiempo querían cuidar de ellos mismos, su familia, sus casas y sus mascotas.

Amanita, reutiliza el aceite de cocina en productos amigables con el medio ambiente

Los productos que ofrecen son amigables con el medio ambiente.

¿Quiénes son los fundadores de la empresa?

Es una empresa familiar de mi esposo, Jorge Luis Trujillo Artunduaga, ingeniero de sistemas y yo, Nany Marcela Lizcano Gutiérrez, ingeniera industrial, pero al empezar tuve que hacerlo sola para que mi esposo pudiera proveer nuestro hogar, ya que somos los dos y nuestro hijo y yo poder dedicarme a formular y hacer las bases para Amanita.

Amanita, reutiliza el aceite de cocina en productos amigables con el medio ambiente

Amanita vende sus productos en su tienda física y por redes sociales.

¿Cómo se proyectan a cinco años?

Como una empresa líder en Colombia de productos de cuidado personal ecológicos y naturales, que pueda contar con una planta de producción en el Huila, que genere empleo a los opitas, que además cuente con una tienda de experiencia en nuestra ciudad y poder tener, inicialmente, una tienda en otra ciudad capital.

¿Con cuántos clientes cuentan?

Actualmente contamos con aproximadamente 250 clientes y esperamos continuar creciendo en este nuevo año.

¿Por qué el mercado necesita de una empresa como la de ustedes?

Porque en una situación tan crítica como la que estamos viviendo hoy en día, en el que nuestro planeta cada día está más afectado por el impacto ambiental, que le causamos por nuestro consumo diario, está pidiendo a gritos una empresa con responsabilidad ambiental, social y económica, que disminuya esa huella ambiental negativa que dejamos los seres humanos en nuestro hábitat, por eso siempre ofrecemos a nuestros clientes un equilibrio entre el consumo diario y el cuidado del medio ambiente.

¿Qué tan difícil es emprender?

Es muy difícil, realmente nosotros podemos decir que es el trabajo más difícil que hemos tenido como profesionales, pero para ser sinceros es el que más satisfacción y orgullo nos ha traído, es ver crecer un hijo más, como lo es Amanita para nosotros, es una felicidad muy grande, es emocionante, se nos ponen los ojos aguados de ver todo el camino tan duro que hemos tenido que pasar, problemas económicos, sacrificar un ingreso económico fijo en nuestro hogar para metérsela toda a nuestra empresa, ha sido unos de los sacrificios más grandes porque nosotros, en septiembre del 2018 decidimos dedicarnos únicamente a nuestra empresa, por lo tanto habían meses en que no habían tantos ingresos y empezábamos a sufrir en nuestra casa por falta de dinero, además de los múltiples tropiezos que llegamos a tener como el desconocimiento en temas administrativos, falta de dinero para invertir en la empresa y falta de confianza de parte de los clientes cuando empezamos, que no sabían nada de nosotros y había que construir esa misma confianza para poder hacer una marca confiable que quisieran usar en su cuerpo y en su hogar.

Amanita, reutiliza el aceite de cocina en productos amigables con el medio ambiente

Todo es el resultado del estudio adelantado por la pareja de emprendedores.

¿Cuántos empleos directos e indirectos ofrecen?

Directos dos e indirectos, Aliadas Amanita veinte.

¿Han recibido apoyo del Estado o de empresas privadas?

Hasta el momento hemos recibido apoyo en educación de parte de la Cámara de Comercio, en programas dirigidos a fortalecer emprendimientos en el Huila en diferentes áreas como innovación, finanzas o márketing digital. Y de parte de la Gobernación en eventos como ferias para mostrar lo que hacemos.

 

¿Han recibido capacitación de emprendimiento?

Sí, muchísimo desde el día en que formalizamos a Amanita como empresa encontramos mucho apoyo de la Cámara para capacitarnos e iniciar bien, es decir con ese conocimiento que a uno le hace falta cuando crea una empresa por primera vez.

¿Cuáles son los productos que más solicita la gente?

En la actualidad tenemos un línea de cuidado personal que la gente ama, porque son productos seguros y naturales que puedes usar en tu cuerpo en el diario vivir, como desodorante natural sin aluminio, un químico muy común en los desodorantes comerciales que es tóxico para la salud sobre todo de las mujeres y nuestros champús sólidos, que son productos de cuidado capilar hechos a bases de plantas y mantecas vegetales, comprimidas en una barrita para evitar el consumo de botellas plásticas de un solo uso como la de los champús líquidos.

¿Qué tan innovadora es su empresa?

Al capacitarnos a tan temprana edad de Amanita crecimos con un alto nivel de innovación, nos educamos en diferentes metodologías para innovar en una empresa, por lo tanto cada producto que lanzamos lo hacemos en base a lo aprendido y eso se nota cada vez que hacemos un lanzamiento, los clientes dicen «ustedes son increíbles», «me encanta como crean cosas super chéveres», creemos que tenemos un muy buen nivel de innovación, siempre enfocada en la usabilidad de nuestros productos por nuestros clientes y creando productos que ni ellos mismos se imaginaron estar usando.

Amanita, reutiliza el aceite de cocina en productos amigables con el medio ambiente

LOGO AMANITA.

Autor: WebMaster

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto