Diario del Huila

Ambientalista por vocación y convicción

Jun 23, 2022

Diario del Huila Inicio 5 DH Crónica 5 Ambientalista por vocación y convicción

DIARIO DEL HUILA, CRÓNICA

Por: Hernán Guillermo Galindo M

Jhon Fredy Trujillo Ramírez, es un neivano que, a sus 45 años, tras pasar por varios países especialmente de América, entre ellos Brasil y Méjico, retornó a Colombia para aplicar tecnologías que ya existen y que pueden ser repicadas dentro de los procesos de energías limpias y renovables.

Desde los primeros estudios en el Colegio Nacional Santa Librada y la Universidad Surcolombiana se interesó por los temas ecológicos y se integró a grupos ambientalistas.

“Al finalizar la secundaria desde el servicio social, me hice participe de grupos ecológicos y desde entonces me interesé por el tema ambiental”, cuenta Jhon Fredy Trujillo Ramírez.

Con los compañeros organizaron los llamados grupos ecológicos del Huila, lograron que no solo en el Santa Librada si no en otros colegios el servicio social se prestara desde lo ecológico. Recibieron el apoyo de Cabildo Verde, no existían la Corporación ambiental. Comenzaron a gestionar parques ecológicos y fue así como le llegó el “bichito” ambiental.

Luego en la Universidad Surcolombiana inició Administración Financiera y la terminó en Bogotá.

La experiencia fuera de Colombia

Jhon Fredy se fue del país por espacio de cerca de 12 años en los que vivió experiencias laborales y ambientales en países como Brasil, Venezuela y Méjico. Conoció también Europa y ha estado en los países asiáticos.

La experiencia en lo ambiental que le dejan sus vivencias en los países de América, es que todo pasa por lo mental. “La mentalidad en materia ambiental es similar, no hay un interés marcado, que le atribuye en buena parte a la situación económica. La gente le da prioridad a las necesidades básicas y luego piensa en los demás”, sostiene el neivano.

Trujillo Ramírez, sostiene que la mejor manera de aprender y tener respeto por la naturaleza es conviviendo con ella, no a través de lo que nos dicen desde las instituciones o los libros. “Todo nace de la sana convivencia entre la naturaleza y el ser humano”. Desde que estudiaba ingeniería financiera la quería aplicar en el tema ambiental.

“La tala de un árbol no es solo la perdida para el ecosistema, tiene además un costo financiero para el ser humano, para el municipio, cuesta dinero, desde el punto de vista de la pérdida no solo por el costo del árbol, además están la perdida de los beneficios del oxígeno y el CO2”, menciona.

La labor actual

Hace 12 años fundó en Neiva una compañía que llamó Planeta Paraíso, que opera para mejorar el medio ambiente, busca la reducción de emisiones contaminantes por la quema de combustibles, a través de nanotecnología.

Y la otra es la recuperación de los árboles de la ciudad con un compuesto orgánico. Los árboles se recuperan y captan mayor CO2 y emiten mayor cantidad de oxígeno del que actualmente está haciendo.

Hace ocho años trajeron una tecnología a base de plantas aplicada a los combustibles que está arrojando excelentes resultados tanto en el control de gases contaminantes como el rendimiento de motores de combustión.

Para la implementación de esta tecnología vienen trabajando con los moteros en la ciudad, este fin de semana tendrán un recorrido por Neiva para mostrar las bondades de la tecnología para que se conviertan en usuarios y a la vez repiquen el tema ambiental en la reducción de emisión de gases contaminantes del medio ambiente.

En la segunda tecnología esperan hacer una campaña con los mismos moteros y grupos ecologistas que a través de la aplicación de un compuesto natural ayuden a la recuperación de los arboles en la ciudad.

“No sabemos sembrar un árbol, los arboles envejecen y pierden propiedades como los niveles de captación del CO2 y también se reduce la cantidad de oxigeno que entregan al medio ambiente”, explica Trujillo Ramírez.

“Además debemos aprender a sembrar un árbol, muchos creen que abrir un hueco, llenar con tierra y sembrar el árbol, es la manera correcta, crece y no lo vuelven a regar como si el árbol tuviera la posibilidad de proveerse el agua por si mismo”, indica.

Por eso este ecologista por convicción y acción, pone en marcha campañas con los moteros en Neiva tendientes a la recuperación y siembra de arboles y el control de la emisión de gases contaminantes.

“Hay que concientizarnos y apropiarnos y saber que en nuestras manos está el control del tema ambiental y no dejárselo al establecimiento o a las autoridades, debemos apropiarnos y marcar la manera de hacer lo que se debe por el medio ambiente”, agrega.

Otro tema en el que esperan aportar es el reciclaje en la separación en la fuente, que ya está legislado y que tuvo un buen ejemplo de su implementación en Bogotá. “Lo que hay es que tener en cuenta a quienes viven del reciclaje y no excluirlos, pueden hacer su aporte”, concluye el Opita.   

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Tal vez te gustaría leer esto