DIARIO DEL HUILA, COMUNIDAD

Por: Hernán Galindo

Por iniciativa de la administración de la ciudad y con el concurso de varias entidades habitantes de la comuna ocho de la capital del Huila realizaron una brigada de aseo, ornato y siembra de árboles en el sector de la quebrada “la torcaza”. Se extrajeron cerca de cinco toneladas de basura.

Con presencia institucional y la realización de una minga a la que se integraron la comunidad y entidades del orden municipal se llevó a cabo una jornada de siembra de árboles y de limpieza en la cuenca de la quebrada “la torcaza” en el oriente de la ciudad de Neiva.

Rosalba Pulido Ospina, una de las participantes y residente del asentamiento La Nacional, al tiempo que agradeció este tipo de eventos que involucra a todos los habitantes de la zona y les crea sentido de pertenencia por el lugar en el que residen, se refirió a la brigada como una oportunidad de trabajar en equipo. “Muy bien, porque estamos sembrando arbolitos para que la comunidad los cuide. La verdad esto ayuda para la sombra y para favorecer la quebrada que está muy sucia.  Cuidemos el medio ambiente porque así todos podemos salir adelante”, entregó como mensaje.

El secretario de medio ambiente, Octavio Cabrera Cante se refirió a esta jornada como un trabajo articulado con la comunidad en la búsqueda de generar conciencia sobre el cuidado y conservación de los ecosistemas en la ciudad. “Es una actividad en la que logramos convocar la comunidad, la policía ambiental, el batallón Tenerife, Ciudad Limpia, entre otros para la caracterización con más de 400 personas en el perímetro de la quebrada “la torcaza”.

“Fue una actividad muy importante en la sensibilización con ellos en la siembra de más de 500 árboles que contribuyen en la recuperación de este importante afluente hídrico de la ciudad, agregó el secretario. Así mismo se hizo una sensibilización sobre el manejo y depósito de los residuos sólidos como actividad cercana,” agregó.

En esta quebrada ubicada en la comuna Ocho, se realizaron obras de restauración ecológica y manejo ambiental. “Dentro de las acciones principales, la comunidad ha podido apreciar el desarrollo de varias jornadas de limpieza y sensibilización en la zona, para que los moradores tomen conciencia de la afectación que ha tenido este afluente, y la importancia del cuidado de los ecosistemas”, indicó Cabrera Cante.

Según el balance entregado por el propio funcionario fueron cinco toneladas de basura y escombros los que se logró recoger en esta oportunidad. “Estos residuos y escombros fueron trasladados por Ciudad Limpia al relleno sanitario “Los Ángeles”.

Y es que, según los habitantes, la quebrada años atrás era un atractivo turístico y beneficiaba a centenares de familias, razón por la que se busca recuperar en compañía de la comunidad estos espacios vitales para la ciudad.

Por último, el reconocimiento fue para la comunidad. “Quiero hacer un reconocimiento porque lentamente están haciendo conciencia en apoyo a nuestras iniciativas en la sensibilización del manejo de los residuos sólidos. Hoy en día ya ve uno personas luchando para que no contaminen su sector. Eso se pudo observar en este sector que, pese a la lejanía, a tener temas sensibles como los de seguridad, vimos a la gente más comprometida. El llamado a la gente que la educación ambiental que hacemos a través de estas actividades se quede no solo como reflejo en los niños sino de todos los ciudadanos para que tengamos un entorno mejor en la ciudad de Neiva”, concluyó.

Tulia Inés Robayo, asentamiento Buenos Aires otra de las residentes en la zona de influencia de la quebrada intervenida con esta actividad se refirió a los trabajos en términos de sensibilización de beneficios para todos. “Se hizo una siembra y una jornada de limpieza en la quebrada La Torcaza que comprenden los asentamientos Buenos Aires, Divino Niño y La Nacional. Es una jornada para recuperar esta quebrada, ya que en tiempos anteriores era donde nos bañábamos la comunidad, teníamos aljibes y de esa misma agua bebíamos y nos servíamos”, manifestó

Muchas necesidades

La comunidad de este sector en el oriente de Neiva aprovechó la presencia institucional para dar a conocer otras necesidades que reclaman como derecho que tienen para poder vivir con tranquilidad y bienestar.

Temas sensibles como inseguridad, falta de alumbrado público, arreglo de la malla vial, fueron dados a conocer por los habitantes de manera clara frente a los funcionarios que además de la jornada ambiental atendieron un diálogo con los habitantes del sector dentro de lo que se denomina diálogo ciudadano.

“En este momento nuestra comuna tiene más de 50.000 habitantes.  Nuestra comuna necesita el hospital. El Centro de Salud IPC ya no da abasto para la cantidad de personas y obviamente nosotros merecemos nuestro hospital. También requerimos vías de acceso, nuestra comuna desafortunadamente por la parte geográfica estamos encerrados y no tenemos vías”, señaló Reinaldo Artunduaga, presidente Asojuntas de la comuna Ocho.

En ese sentido, la Secretaría de Gobierno se desplazó hasta la comuna Ocho, donde se cumplió una mesa de seguridad y convivencia con el propósito de escuchar peticiones de la comunidad.

“Hay molestias porque en el pasado la inversión en esta Comuna ha sido mínima, se está planificando todo lo que tiene que ver con el plan de desarrollo y a través de esa implementación invertir en el territorio. El propósito es mejorar en alumbrado público, fortalecer la seguridad ciudadana, etc.”, expresó Faiver Hoyos Hernández Secretario de Gobierno.

Dijo además que la comunidad solicitó el mantenimiento de la malla vial y el mejoramiento de algunos polideportivos. El objetivo es que todas las secretarías municipales puedan articular esas prioridades que tiene la comuna Ocho, sector vulnerable con un alto índice delictivo.

Frente a la problemática del alumbrado público que viene generando focos de inseguridad, la Administración Municipal se comprometió a reemplazar las luminarias que se han reportado como dañadas.

“Como Oficina de Alumbrado Público nos hemos comprometido en hacerle un seguimiento a todos los requerimientos que han surgido de esta reunión. Posteriormente venimos a hacer una jornada de cambio de luces que están en malas condiciones”, indicó James Parra Durán, líder de alumbrado público.

“Los oficios que hemos llevado a diferentes secretarios se han socializado con la comunidad a partir de esta visita a nuestro sector por lo que quedamos de un lado tranquilos porque se nos escucha y la conclusión que sacamos de esta reunión es que se le va a dar cumplimiento a lo que hemos solicitado.  De paso aprovecho para dar las gracias porque han estado pendientes de la Comuna”, dijo Luz Marina Cabrera, presidenta de la junta comunal del barrio Las Acacias I y II etapa.

Fueron varias las instituciones que se integraron en esta oportunidad.