Diario del Huila

Luz al final del túnel en instituciones educativas anexas al Gabriel García Márquez

Ene 24, 2023

Diario del Huila Inicio 5 Comunidad 5 Luz al final del túnel en instituciones educativas anexas al Gabriel García Márquez
Advertisement

La comunidad educativa de las instituciones educativas del Carbonell y Alberto Galindo, anexas al Gabriel García Márquez, por fin ven como se iniciaron los trabajos de adecuación de sus sedes después de esperar por más de diez meses. El contrato de remodelación y adecuación fue adjudicado, por lo que los estudiantes, aunque siguen estudiando en medio de incomodidades, tienen ahora el aliciente de ver que las obras se están ejecutando.

Desde la semana anterior comenzaron los trabajos de readecuación y remodelación de las sedes anexas al Gabriel García Márquez en los barrios Carbonell y Alberto Galindo, comuna nueve en el norte de Neiva, uno de los sectores más populares que requiere mayor atención a su población en edad escolar.

Como sucedió en el momento que los padres de familia, estudiantes y algunos profesores le dieron a conocer a Diario del Huila el problema que afrontaban, estuvimos pendientes de la solución que siempre estuvo en manos de la secretaría de Educación y del rector de la Institución educativa Gabriel García Márquez. Ahora, en una nueva visita en terreno, encontramos soluciones, pero otros inconvenientes que deban afrontar los estudiantes. 

El momento actual 

Guillermo Herrera, coordinador de las sedes José María Carbonell y Alberto Galindo de la Institución educativa Gabriel García Márquez en la comuna nueve de la ciudad de Neiva, dio a conocer el inicio de las obras que venían reclamando los integrantes de la comunidad educativa tanto en el Carbonell como en el barrio Galindo.

«Desde el año pasado se hizo la licitación para la adjudicación de los trabajos de remodelación de las dos sedes, las obras no se pudieron iniciar en ese momento, debido a que el rector salió a vacaciones y era el único que podía firmar el contrato, ya este año, hace una semana se ha iniciado con el techado de los salones”, contó. 

Tal y como lo que ha manifestado el ingeniero, falta que la humedad que hay en los salones se seque totalmente para poder comenzar con las obras de acabados, pintar y colocar el cielorraso. “Esto se tomará unos veinte días”, agregó.

En Alberto Galindo las obras son de mayor dimensión. 

Al visitar las sedes en terreno se observa que efectivamente se están haciendo las intervenciones con mayor avance en la sede del Carbonell, en donde la intervención es menor, ya se techaron los salones que se habían visto afectados en su estructura por una tormenta eléctrica que en febrero del año pasado dejó varias casas averiadas, la iglesia y las sedes educativas.

Mientras se realizan los trabajos, los estudiantes de los grados quinto de la sede Carbonell, reciben clases en la biblioteca de la institución, mientras que en el caso de la sede Galindo, los trabajos, si se van a tomar mayor tiempo, les están adecuando un patio techado y les van a arreglar la mayoría de salones. Mientras tanto, los estudiantes reciben clases en lugares alternos, como la iglesia, que había sido afectada por la tormenta, pero que ya fue arreglada. 

El contrato contempla otras obras adicionales como la pintura de otras zonas de las instituciones, cambio del sistema eléctrico, algunas lámparas donde no las hay, arreglo de los baños con nuevas baterías sanitarias, eso es lo que básicamente incluye el contrato. 

Los antecedentes

Adriano Romero, de la JAC del barrio Carbonell y miembro de la asociación de padres de familia de la institución, hizo un recuento de lo que debieron pasar para poder que por fin les den solución a un problema que se tardó casi un año para ser atentado.

Desde septiembre del año pasado denunciamos a través de Diario del Huila la urgencia del arreglo de dos salones que resultaron afectados en su techo por una tormenta eléctrica en el mes de febrero.

“Vemos que están trabajando, pero ahora esperamos que haya celeridad en las intervenciones, porque no hay derecho que pasó todo el periodo de vacaciones y solo hasta que entran a estudiar nuestros hijos inician las intervenciones”, sostuvo. 

Por fin comienza a darse un principio de solución en las instituciones que atienden a cerca de 800 menores en edad escolar, que adelantan estudios de básica primaria. Algo que nos llamó la atención es que, en la sede principal, hay un aviso en donde se ofrecen cupos precisamente para las dos instituciones intervenidas en su infraestructura. 

Los niños reciben clases en salones improvisados. 

Es de anotar que no es solo en esta zona de la ciudad en donde los integrantes de la comunidad se quejan por falta de instalaciones adecuadas para que sus hijos reciban clases en condiciones dignas. Una que está en evolución es la de la Institución educativa el Caguán, que se han declarado en paro por falta de instalaciones adecuadas, reclamo que se viene haciendo desde hace varios meses. 

Advertisement

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila
¿En qué podemos ayudarte?