Uniformados del grupo de Protección Ambiental y ecológica en compañía de la personera delegada del medio ambiente y animales llegaron hasta el Barrio Granjas de la comuna 2 para verificar un posible maltrato animal.

Las autoridades competentes se encontraron con un canino en una situación poco favorable por lo cual le fue revisado su estado anímico y de salud con el fin de neutralizar toda acción de sufrimiento y dolor que presentara.

Es importante resaltar que esta acción se logra desarrollar gracias a información de la ciudadanía quienes dieron aviso oportuno a través de la línea de emergencia 123.