DIARIO DEL HUILA, CRÓNICA

Por: Hernán Galindo

El día del bacteriólogo en Colombia se recuerda el natalicio de doctor Federico Lleras Acosta, médico colombiano, veterinario, bacteriólogo e investigador nacido un 28 de abril de 1877. Él fundó el primer laboratorio de Colombia en 1906 y realizó varios aportes en el estudio e investigación de la lepra.

Casi que sin querer queriendo María Clemencia Rojas García terminó haciendo de la bacteriología su profesión y su vida. En 1984 se presentó en la Javeriana a odontología y no pasó. Realmente no sabía qué estudiar.

Entonces se metió a un preuniversitario con tal de no venirse para Neiva. “Se queda en Bogotá, pero estudiando”, le dijo el papá. Y así fue.

La orientación profesional y sicológica que recibió le aclararon el futuro, le dieron las herramientas para definirse por la bacteriología. En 1989 se graduó y, actualmente, es la directora del Laboratorio de Salud Pública del departamento del Huila, donde trabaja hace 27 años.

Pasión por la ciencia

En realidad, desde la infancia su existencia no estuvo cercana a la investigación y las bacterias.

“De niña me gustaba jugar en el baño a revolver todo lo que encontraba. Shampoo, crema de afeitar, pasta de dientes, jabones, el alcohol…que echaba en un pocillo para ver qué pasaba y a veces las mezclas resultaban desastrosas…”, cuenta con picardía.

Desde el colegio le gustaron las ciencias. Siempre sus trabajos en la feria escolar ocuparon los primeros lugares. Por eso, recuerda con especial cariño y agradecimiento a los profesores Nicolás, Rafael Pino y María Tory.

“Nos enseñaron el amor a la ciencia, con paciencia y consagración. Tal vez por eso la mayoría de mis compañeras de promoción son médicas u odontólogas. Yo soy la única bacterióloga”.

Equipo de trabajo de la secretaría

Equipo de trabajo de la secretaría

Cleta, como le dicen desde que estudiaba en La Presentación, blanca, de baja estatura y rubia (con mis hermanas nos llamaban las pulguitas rojas) también tiene un reconocimiento especial para la hermana Ana Del Calvario, la directora.

“La recuerdo con especial afecto y gratitud. Fue nuestra segunda madre, pues mi mamá, Clemencia, falleció cuando yo tenía solamente 7 años de edad. Era una madre ejemplar”, manifiesta con nostalgia, al hacer memoria del pasado.

María Clemencia, que asegura nunca ha sido asquienta y considera que las muestras o fluidos que analiza son la materia prima para realizar   un buen diagnóstico, es hija de Hernando Rojas Polanco, arquitecto, de quien se siente muy orgullosa por todas las obras y aportes a la sociedad.

Feliz de la vida

En lo personal asegura, convencida, ser una mujer muy bendecida y feliz.

“Gracias a Dios tengo hace 30 años un hogar conformado con mi esposo Víctor Jaime Charry   Cabrera y dos hijos: Alejandro, abogado del Externado, trabaja en Bogotá; y María Camila, estudiante de psicología en la Universidad Surcolombiana”.

Y también profesionalmente porque, destaca, ha aprendido mucho y tiene un excelente grupo de colaboradores y compañeros, que todos los días tienen un reto que los impulsa a seguir adelante.

Concentrada en su trabajo diario

Concentrada en su trabajo diario

Su área de trabajo desde que inició en el Laboratorio de Salud Pública en 1994 ha sido el diagnóstico de las enfermedades transmitidas por vectores (ETV). Dengue, malaria, leishmanis, zika, chicunguña y las enfermedades de chagas.

“Son bastante endémicas en nuestra región. El interés por su investigación y el estudio de su comportamiento me llevaron a especializarme en epidemiología”, que hizo en la Usco en 2001, primera cohorte.

Ha participado en varias investigaciones de brotes como el de influenzaH1N1 y de leishmania visceral, presentado en Neiva.

Con el equipo han realizado y publicado artículos en la Revista del Instituto Nacional de Salud y de la Universidad Nacional de Bogotá, cuenta Cleta con satisfacción y alegría.

Trabajo de análisis de pruebas covid.

Trabajo de análisis de pruebas covid.

Además del trabajo en el laboratorio, desde 2007 y hasta el año 2011 coordinó el primer grupo de epidemiologia de la Secretaria de Salud “con el cual realizamos la sala situacional presentando los indicadores en salud en el año 2008. Y elaboramos los primeros boletines epidemiológicos del departamento. Están publicados en la página web de la Gobernación.

Y enfatiza con complacencia y orgullo que “con este grupo maravilloso de profesionales ganamos en el año 2010, como Departamento, una mención de honor del Ministerio de Salud e Instituto Nacional de Salud por el cumplimiento en todos los indicadores de salud pública”.

En 2008 realizó el diplomado de Verificación de las Condiciones de Habilitación de Prestadores de Servicios de Salud en la Universidad Cooperativa y formó parte del grupo de Habilitación de la Secretaría de Salud, durante dos años.

En el año 2009 se pactó un convenio colaborativo institucional con la Universidad Surcolombiana, específicamente con el doctor Carlos Fernando   Narváez   Jefe División de Inmunología del Departamento de Pediatría y Básicas Facultad de Salud, para la lucha contra la epidemia del dengue con el que se viene realizando la vigilancia serológica del virus.

Interacción con sus colegas de trabajo.

Interacción con sus colegas de trabajo.

Actualmente, el grupo trabaja en dos proyectos con Colciencias. “El número 757, junto a la Red de Laboratorios del Instituto Nacional de Salud para el fortalecimiento de los laboratorios de salud pública”.

Y una investigación con la Usco, presentado ante el Ministerio de Ciencia y Tecnología, denominado Fortalecimiento de las Capacidades Instaladas de Ciencia y Tecnología de la Gobernación del Huila y la Universidad Surcolombiana para atender problemáticas asociadas con agentes biológicos de alto riesgo para la salud humana.

“Mi padre y hermanas me han apoyado siempre. Y, además, cuento con el cariño de mis compañeras inseparables del colegio de La Presentación, la Universidad y de las demás profesionales en Bacteriología del departamento. Soy feliz”, concluye Cleta Rojas.

Artículos publicados

“En el año 2002 presentamos un artículo de investigación en el   Encuentro Nacional de Enfermedades Infecciosas en colaboración con el médico veterinario y profesor de la Universidad de la Salle Dr.  José Fernández sobre la Prevalencia de Leishmania Visceral Canina, en 17 veredas de los municipios de Neiva, Tello y Algeciras, obteniendo el tercer puesto.

“Posteriormente fue publicado en la revista Biomédica del Instituto Nacional de Salud.

“En el año 2015, mi equipo de trabajo de ETV junto con la Dra. Martha Ayala, bacterióloga del Instituto Nacional de Salud, realizamos un artículo sobre el Brote Urbano de Leishmaniosis Visceral en Neiva. Fue publicado en la revista de Salud Pública de la Universidad Nacional.

“En 2016, presentamos en el XXIII Congreso Latinoamericano de Microbiología, en Buenos Aires- Argentina, un artículo, en colaboración con el Dr. Leonardo Jurando, médico investigador y profesor de la Universidad Navarra, titulado Análisis Microbiológico y Epidemiológico de 2191 Casos de Tuberculosis en una Región Endémica del Sur de Colombia”.

El médico de los pobres