Diario del Huila

Cristian Medina Chila asa pescado por pasión

Dic 4, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Historia 5 Cristian Medina Chila asa pescado por pasión

Diario del Huila, Historia

Por: Hernán Guillermo Galindo M

Fotos: José Rodrigo Montalvo

La bonita historia de un ingeniero ambiental que combina la profesión con la venta de bocachico asado, que ofrece como novedad  en el mercado, con ‘sabrosa’ aceptación.

En el marco de la Feria Colombia  Fish que se desarrolla en el Parque Santander en Neiva encontramos a Cristian Medina que contó su bonita historia de un ingeniero ambiental que brilla en la venta de pescado asado, que ofrece como gran novedad en el mercado.

¿Quién es Cristian Medina Chila?

Soy un neivano que estudió ingeniería ambiental, profesión que ejerzo y en la que me desempeño profesionalmente. Trabajo en el Fondo Mixto del Huila como asistente administrativo.

¿Dónde estudió y quiénes son sus padres?

En el Instituto Técnico Superior y en la Corhuila.  Mi papá, Arnulfo Medina, toda la vida ha sido mayorista de pescado en Mercaneiva; y mi mamá, Martha Cecilia Chila, también se dedica al comercio del producto.

¿Sus hermanos también se dedican al negocio?

Somos cuatro y sólo mi hermana menor, Melisa, y yo nos dedicamos a vender pescado asado. Inicialmente los sábados en Mercaneiva en Mario Pollos y gracias a Dios tenemos una clientela que ha ido creciendo y nos ha ido bien. Eso nos dio a conocer, sacamos el asador, la gente llega y nos compra. Son ya casi ocho años de venta permanente.

¿Cómo nació la idea de vender bocachico asado?

En una oportunidad cuando mi papá todavía era mayorista se quedó sin vender un poco de pescado. Como un amigo estaba asando carne mi padre dijo: asemos el pescado que quedó. Comenzamos y la gente fue llegando y les fue gustando. Así nació el negocio.

¿Qué tipo de pescado ofrece?

Bocachico y bagre porque la mojarra, al asarla al carbón, se desbarata y es más difícil de preparar y conservar al servir. Lo del bocachico y bagre asado ha sido toda una novedad ya que aquí lo ofrecen en viudo o sudado.

¿Ya le tiene nombre al negocio o una marca para registrar?

Estoy en ese proceso. Por ahora, se llama bocachico asado y el letrero que coloco, pero si queremos montar un restaurante que sea especializado en pescado a la parrilla, asado a la brasa. Me están enseñando también para hacerlo al estilo de los llaneros que alcancé a quedar ahumado. Quiero intentarlo, es una alternativa.

¿Se podría dedicar de lleno a la cocina?

Hay un problema y es que la producción de pescado es muy inconstante, sólo se produce el de lago y muy parecido a la mojarra.  Prefiero esperar cuando llega el bocachico de río. A mí me gusta el trabajo, los resultados, pero por ahora el negocio es una alternativa.

¿Ha pescado alguna vez en el rio?

Fui a la ciénaga de Barrancabermeja, en subienda la gente tira la mantarraya y el pescado se deja coger, la verdad es genial.

¿Este encuentro gastronómico los motiva?

Lo que están haciendo la Gobernación y la Alcaldía es positivo porque la gente ya no consume pescado, sobre todo los jóvenes, porque se quejan de que tiene mucha espina. Con estos eventos se promociona la producción y el consumo.

¿Cómo es el plato que vende?

Son bocachicos de dos libras o más. Se vende el plato a $25.000 pesos y el de menos de dos libras a $20.000. Se acompaña con yuca, papa y guacamole.

¿Se queda con la ingeniería o la cocina, si le toca escoger?

Me gusta mucho la cocina, y ya mucha gente me está haciendo competencia directa, pero todavía no han podido porque yo tengo la receta del adobo especial y el bocachico queda de diferente sabor. Por eso la gente, cuando la prueba una vez, vuelve y me buscan porque gracias a Dios la clientela crece todos los días.

¿Cómo es el proceso, cómo es esa preparación?

Ahí donde está la clave. El pescado llega y lo tiene que arreglar una persona, se encarga de sajarlo, porque hay unas espinas que si no se sabe sacar el corte y preparar se dificulta para poderlo comer. Segundo, es clave el punto de sal, si muy poca queda simple y si no le tiene el punto queda salado y se pierde el sabor. Lo mismo el adobo. Se le puede echar cualquier clase, pero hay unos que resaltan el sabor, ese es el punto a mi favor.

¿Cómo encontró el adobo especial?

Con una señora de Garzón. Una vez que fuimos a la vereda Tres Quebradas preparó pescado que lo asaba a la brasa. Ella me regaló la receta, la traje a Neiva y ha sido todo un éxito.

¿Le han propuesto asociarse o comprarle la fórmula?

Sí, me han propuesto montar un restaurante y que yo ponga lo del pescado e ir miti-miti, pero no le jalo. Espero poder montar mi propio restaurante con mi hermana.

¿Le gusta, personalmente?

Me gusta, me encanta el bocachico asado, siempre dejo uno para mí para comerlo al final de la venta.

¿Lo hace por tradición o como novedad?

Esto se convirtió en esa tradición. En la casa, cuando se hace un asado e invitamos la familia o amigos no asamos ni carne ni pollo, sólo bocachico. Cuando me gradué de la universidad, a mis compañeros, profesores y a mi jefe los invité a un asado y la sorpresa para ellos era asado de pescado y quedaron contentos.

Bocachico asado es por ahora el nombre que promociona Cristian Medina.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila 👋
¿En que podemos ayudarte?